En Navidad, ¿Aparentar o ser Felices?

Navidad, tiempo de estar felices ¿o de aparentar estar felices? La verdad que las apariencias no son buenas. De ahí el dicho “las apariencias engañan” No es nada bueno andar aparentando cosas, porque al final, aunque no queramos, aunque nos reprimamos, aunque tratemos de dar a entender que todo va bien, se nota. Se ve claramente cuando hay felicidad interior y cuando no. Se sabe perfectamente y se nota cuando el corazón está en paz y cuando no.

Felicidad en Navidad
Sigue leyendo “En Navidad, ¿Aparentar o ser Felices?”

¿Ante una misma situación preferimos lo negativo?

Escuché en la radio —me encanta este medio—, hablar del sesgo de negatividad. Esta propuesta afirma que ante dos posibilidades idénticas tendemos a la más triste o negativa ¿será cierto? Ponían un ejemplo: Nos regalan un refresco y eso nos alegra, pero si lo perdemos o se nos rompe, nos molesta y crea en nosotros un malestar peor que la alegría de tener ese refresco o cualquier otro objeto. Ante la misma cosa, una positiva y otra negativa, nos quedamos más con lo negativo ¿Por qué es eso? ¿Será que estamos programados para la negatividad?

Sigue leyendo “¿Ante una misma situación preferimos lo negativo?”

Somos más que palabras

Nos presentamos o nos presentan. Escribimos nuestro curriculum, una carta de presentación, nuestros datos en el perfil de la red social, muchas palabras que nos definen, que dicen algo de nosotros/as, pero somos mucho más que palabras, más que cualquier definición que puedan hacer de cada cual o que hagamos nosotros mismos.

Todo nuestro cuerpo es comunicación
Sigue leyendo “Somos más que palabras”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑