No normalicemos las prisas

Vivimos muy deprisa, no cabe duda. Los días pasan rápido, las semanas y los meses. Ya estamos en Navidad y parece que fue ayer cuando estábamos tumbados en la playa tomando sol. Sin embargo, no quería compartir una reflexión sobre lo rápido que transcurre todo, aunque sea cierto, sino de querer ir más rápido que el tiempo. Me viene todo esto a la cabeza porque escuché decir a una persona que para ver las series más rápidamente, las reproduce a 1,5 de velocidad. Las voces se oyen un poco “apitufadas” pero veo más capítulos.

No normalices las prisas
Continuar leyendo «No normalicemos las prisas»

La tiranía de la inmediatez

Lo quiero ahora, lo quiero ya. Todo era para ayer. El nivel de exigencia es máximo hoy en día, vivimos en la sociedad de la inmediatez. Todo es urgente, todo es inmediato. Esa forma de vida se convierte en una locura, donde apenas disfrutamos de lo que se nos presenta día a día. Tal vez, debiéramos pensarlo bien, poner pausa en la vida y recomenzar a vivir de otra manera, tomarnos la vida con más tranquilidad, con paciencia, dejando que lo inmediato pase de largo, sin importarnos demasiado.

Todo pasa muy rápido…
Continuar leyendo «La tiranía de la inmediatez»