Etiqueta: ser positivo

¿Esta bien arrepentirse?

El otro día salí de casa sin terminar el trabajo. Me apetecía mucho dar un paseo e ir a ver a unos amigos. Al volver me senté con la intención de finalizar las tareas que dejé pendientes. Pero era tal el volumen cosas que me fue imposible acabar. Maldije entonces aquella salida. Me arrepentí mucho de haber tomado aquella decisión. ¿Es esta una buena actitud?. No. De ninguna manera. El arrepentimiento en estos casos no tiene ningún sentido. Es más, el arrepentimiento, si no tiene la función de reparar algún daño no tiene ningún sentido.

ser positivo arrepentirse Seguir leyendo “¿Esta bien arrepentirse?”

Anuncios

¿Un mundo feliz?

La verdad es que es muy triste el estado en que nos encontramos y la crispación social que vivimos. Si queremos cambiar de humor basta con poner cualquier noticiario para terminar enfadados y tristes. Estamos en un clima de acusaciones, fraudes, conflictos y más conflictos que, únicamente conducen a que tengamos una vida bastante menos feliz. La solución que he aportado es muy sencilla y válida: Apagar la tele y quitar las noticias. ¿entonces eres un ignorante? Puede ser: pero feliz.

ser positivo un mundo feliz Seguir leyendo “¿Un mundo feliz?”

Para. Detente, frena un poco cada día

El otro día me preguntaban por herramientas para relajarnos. Seguramente hay muchas y más en la red donde se puede encontrar casi de todo. Sin embargo no es nada fácil encontrar momentos para relajarnos y estar algo más felices. Sin duda, esa cuestión me hacía recapacitar sobre la necesidad de detenernos y parar un poco cada día. Algo que deberíamos hacer todos, siempre.

ser positivo para cada dia Seguir leyendo “Para. Detente, frena un poco cada día”

Necesitamos parar

Nuestra vida a veces se convierte a veces, en una carrera alocada sin destino visible, donde cada día emprendemos decenas de actividades en el hogar y fuera de él, con abundantes compromisos, actividades, trabajos, deporte… Se acerca la Semana Santa que quizá sea un tiempo propicio para detenernos, parar y reflexionar si es que no lo hacemos diariamente.

ser positivo parar .jpg Seguir leyendo “Necesitamos parar”

Repartir abrazos

A nadie se le escapa que somos seres relacionales, sociales, que nos necesitamos unos a otros. Sin embargo, según hemos ido «progresando», se ha considerado la parte social—sentimental como algo poco valioso o que no hemos de tener en cuenta, ya que algunos se empeñan en que forme parte únicamente de la parte más íntima de la persona. Así nadie habla de sentimientos, pero, en cambio sí se considera y se valora como importante otros saberes de la vida.

Ser positivo Abrazos Seguir leyendo “Repartir abrazos”

Muchos años buscando y… cometiendo los mismos errores

Cuando pregunto el objetivo de nuestra vida en una sola palabra, tras cierta deliberación, coincidimos en que se puede resumir en FELICIDAD. Sin embargo, tal como propongo en el titular: seguimos sin ser felices, miles de años de pensamiento, de entrenamiento y hay personas que no consiguen ser felices. ¿Por que será?

Libros de autoayuda, sesiones con motivadores, psicólogos y todo tipo de terapeutas para ayudarnos a ser felices y, sin embargo, no se consigue. ¿Por qué será? La respuesta no es fácil y, el mayor problema, que no existe una única solución. No a todos nos hace felices lo mismo. No todos tenemos un mismo concepto de felicidad.

En los últimos años aparece como paradigma de la felicidad los países nórdicos, dato que siempre me ha costado creer, puesto que el frío y la menor cantidad de horas de luz solar actuarían, bajo mi punto de vista, como opuestos al bienestar. Sin embargo; puede ser así porque ¿que entienden ellos por felicidad? Un ambiente acogedor en casa, unas velas, un buen libro y una manta. Sin embargo, para un latino, la felicidad podría ser  salir de excursión con los amigos. Por tanto, si a un nórdico lo obligas a estar de excursión o si a un latino lo obligas a encerrarse con un libro, los estaremos haciendo profundamente infelices. Por esa razón no me fío nada de los estudios de felicidad. ¡Es tan subjetiva y personal!

Lo que está claro es que nos cuesta ser felices. Principalmente porque somos tercos. Tantos años de búsqueda y seguimos cometiendo los mismos errores. Sobre este aspecto me viene a la cabeza el relato que leí hace años y que me hizo cambiar mi percepción de la felicidad:

El creador al hacer el mundo quiso poner la felicidad en un lugar donde difícilmente la encontraran los seres. Así que probó a esconderla en la montaña más alta del planeta, pero lógicamente, en un periodo de tiempo la hallaron. Decidió entonces situarla en la profundidad de los océanos. Pero también las criaturas construyeron enormes submarinos con los que llegaron al fondo y la encontraron. Finalmente, tras mucho tiempo de deliberación, supo donde jamás la encontrarían y allí la puso: en el corazón de cada uno.

Por tanto el gran error que cometimos al buscar la felicidad es tratar de encontrarla fuera de nosotros. Así pensamos: cuando tenga una casa propia seré feliz, cuando tenga pareja seré feliz, cuando me compre… Y así se nos va la vida buscando la felicidad como una mariposa imposible de atrapar. Pregúntate sinceramente ¿que cosa no material te hace feliz? y ahora ¿que te impide lograrlo?