Alegrarnos por las cosas sencillas

No sé muy bien en que momento se popularizó que para tener una buena vida hay que tener mucho éxito, ser el “jefe” de una empresa maravillosa en la que se trabaja poco y se gana mucho, tener una familia increíble compuesta por personas esbeltas, atléticas, simpáticas y adorables que conducen coches últimos modelos, con vacaciones de ensueño y en una casa con jardín, barbacoa, perro y el doble de habitaciones de las personas que componen la familia. No sé en qué momento pusieron el listón tan alto, que se nos olvidó disfrutar de las cosas sencillas.

¿La casa de los sueños?
Continuar leyendo «Alegrarnos por las cosas sencillas»

¿Por qué complicamos tanto las cosas?

jesus marrero complicado¡Con lo sencillo que es la “sencillez”! En ocasiones nos empeñamos en complicarlo todo, haciendo que las cosas más simples parezcan difíciles. Quizá esa es una de las cualidades del ser humano: complicar lo que aparentemente es fácil y simple. Algo que corrobora esta afirmación es que  complicar las cosas ha servido y sirve de argumento para muchas películas y libros de gran éxito, basadas en que el protagonista enrolla las historias, creando un nudo, porque no se atreve a decir que…, piensa que la otra persona, confunde a otros por no decir toda la verdad o no ser claro en sus expresiones. Continuar leyendo «¿Por qué complicamos tanto las cosas?»