Quien saluda a los demás es más feliz

No es que lo haya dicho ningún estudio de una universidad famosa, ni que se haya analizado a personas que saluden y otras que no. Simplemente es una impresión personal, por lo que veo en el día a día. Por el trato con los demás, tengo la sensación y convencimiento que aquellas personas que más saludan, que dan alegremente los buenos días, buenas tardes…, luego en el trato personal, son o, al menos a mi me parecen personas más positivas, felices y alegres. Cosa, que tiene sentido, bajo mi humilde opinión, porque no saludar o, lo que es peor, no devolver el saludo, supone hacer un esfuerzo en negativo para no saludar, es evitar o tratar de no ver, saludar, hablar, lo cual, creo nos hace más infelices y negativos/as

Saludar, nos hace más felices
Leer más “Quien saluda a los demás es más feliz”

El arte de amargarse la vida

Parece que algunas personas tienen verdaderas cualidades para amargarse solas. ¡Con lo fácil que es ser felices! Hay personas que están enfadadas con otras, amigos o conocidos que, por alguna situación dejan de hablarse, lo cual genera un estado interior de infelicidad que podemos llamar “amargarse” o “ser un amargado/a”.  Hace más de un año escribía una entrada sobre este aspecto en la que proponía que nadie te puede amargar la vida si no quieres. Sin embargo, hay personas que se complican la vida en su relación con los demás, por rencillas y problemas que acaban amargados. 

ser positivo el arte de amargarse al vida Leer más “El arte de amargarse la vida”

¿Todo bien, no?

Frecuentemente usamos esa forma de saludos a otras personas. También otra bastante frecuente ¿Cómo estás… bien, no? Son tipos de saldos que me llaman muchísimo la atención porque son absolutamente incorrectos y van en contra de la comunicación. Acostumbraba a saludar así a quien me encontraba, pero en estos días he reflexionado sobre este grupo de palabras y me ha parecido de lo más elocuentes y disparatadas.

todo bien no Leer más “¿Todo bien, no?”

Cuanto hemos de saludar

Vivimos en una sociedad muy individualizada. Cada vez las personas se saludan menos y eso se nota especialmente en las zonas urbanas. Por suerte en los núcleos rurales las personas se siguen saludando amablemente cada día. Lo cual nos hace ser más positivas y más felices. La pregunta ¿Cuanto hemos de saludar aunque no nos devuelvan el saludo? tiene una respuesta que nos hará más dichosos: Hemos de saludar infinitamente. Cuánto más mejor.

ser positivo saludar a los demás Leer más “Cuanto hemos de saludar”

No tenga el disgusto de saludar…

saludoEl primer encuentro, el saludo entre personas, es indicativo de lo que sucederá posteriormente. Hay quienes tienen el disgusto de saludar. Es decir, dirigen unas primeras palabras a su interlocutor/a que parecen tener muy mala intención. Aunque no soy muy partidario de las listas, realizo una de los saludos que deberíamos desterrar de nuestros encuentros con otras personas. Leer más “No tenga el disgusto de saludar…”