Niños sin infancia

Dicen que cada vez los niños son más precoces. Aprenden a caminar antes, hablan antes y son estimulados porque de esa manera podrán progresar más. Sin embargo, por la ausencia de educación promovemos que los niños abandonen precozmente la infancia, obligándoles a madurar antes, por lo que le robamos uno de los momentos más importantes de su vida la infancia y su inocencia.

ser postivo niños sin infancia

Dicen los entendidos que uno de los motivos por los que los niños están perdiendo su infancia es por el uso de los medios sociales. Generalmente, las familias desconocen el uso de las redes, por lo que no pueden educar en ese aspecto. Lo mismo ocurre en el ámbito educativo, donde los profesores están desbordados ante un continente efímero que no controlan y, en el caso de hablar de estos temas, lo hacen para advertir de los peligros que supone la red.

Con todo, los chicos y chicas entran en un mundo desconocido sin miedo, porque todo el mundo está en él y pierden la infancia porque las redes sociales son muy exigentes y obligan a subir varios escalones de una vez sin posibilidad de reflexionar lo que hacen. Se lanzan a un mundo extraño en el que no hay reglas dejando de lado los juegos que hasta hacen unos días realizaban inocentemente. Cambian la muñeca por un pose seductor enseñando más de lo que se debe. Dejan la pelota para mostrar un pectoral o un abdomen logrado a base de no tomar el alimento suficiente. Y así se quedan sin infancia.

En esta sociedad nos quejamos de los niños sin infancia a causa del trabajo infantil y otros males en determinados países, pero no miramos hacia nuestra sociedad «avanzada» donde niños y niñas dejan de serlo para mostrarse en medios sociales que nadie controla porque a las veinticuatro horas ya ha desaparecido todo sin dejar rastro. Con un dispositivo que llevaban pidiendo años, se lanzan a un océano desconocido robándose la vida para mostrarse de una forma que no son ni les pertenece aún: ser adultos.

Dejemos que los niños sean niños. Pidamos a los niños que sean niños

Desconectar para conectar

Este es el título de un video que incluyo en esta entrada y, que está relacionado con el uso de las tecnologías. No es una novedad que cada día estamos más conectados a los dispositivos electrónicos que tanto nos ayudan en nuestra vida. No obstante, siempre tengo una tremenda duda: ¿es mejor fotografiar la puesta de sol o disfrutarla? ¿Es preferible vivir el partido o seguir con el móvil cada jugada esperando tomar la mejor foto? ¿Será cierto que habrá que dejar la tecnología para conectarnos con el mundo y con lo que nos rodea.

Leer más “Desconectar para conectar”

A alguien no le gustó mi foto de perfil

perfilPor un amigo  acabo de saber que a alguien no le gustó una foto de perfil que tenía en verano en una de mis redes sociales. Me he quedado tan intranquilo y nervioso que he tenido que tomar varias tilas, valerianas, “tranquimanises” además de un baño para relajarme. Leer más “A alguien no le gustó mi foto de perfil”

Los dinosaurios de hoy, anclados en lo analógico

Cuando era más joven y me enojaba con los mayores porque no me entendían, siempre pensaba que, seguramente a mí me pasaría lo mismo, cuando sea padre. En aquel entonces, de un modo especial, la música era lo que marcaba la diferencia con los progenitores. Ahora, que estoy en situación de padre, veo que la brecha entre generaciones la marca las nuevas tecnologías.tics Leer más “Los dinosaurios de hoy, anclados en lo analógico”

¡Cómo han crecido los jóvenes en las TICS!

Tengo la tremenda suerte de compartir con adolescentes unos espacios dedicados a la enseñanza y el aprendizaje. Afirmo lo del aprendizaje, porque aprendo mucho de ellos. En esta ocasión observo como han progresado alumnos de la misma edad, aproximadamente, en el uso de las Nuevas Tecnologías. Leer más “¡Cómo han crecido los jóvenes en las TICS!”