No normalicemos las prisas

Vivimos muy deprisa, no cabe duda. Los días pasan rápido, las semanas y los meses. Ya estamos en Navidad y parece que fue ayer cuando estábamos tumbados en la playa tomando sol. Sin embargo, no quería compartir una reflexión sobre lo rápido que transcurre todo, aunque sea cierto, sino de querer ir más rápido que el tiempo. Me viene todo esto a la cabeza porque escuché decir a una persona que para ver las series más rápidamente, las reproduce a 1,5 de velocidad. Las voces se oyen un poco “apitufadas” pero veo más capítulos.

No normalices las prisas
Continuar leyendo «No normalicemos las prisas»

Tenemos los relojes, pero no el tiempo

Es una frase que trajo de África una señora, «la abuela viajera», creo que así la llamaban, en un reportaje de televisión en el que era protagonista por dedicarse a recorrer el mundo sola en una caravana. En África, alguien sencillo, de la calle, le dejó esa tremenda frase que recoge como titular la información de la que es protagonista. Continuar leyendo «Tenemos los relojes, pero no el tiempo»