Afilar el hacha

Volví a escuchar esta propuesta muchos años después de haber presenciado la escenificación de este cuento. Afilar el hacha supone estar preparado, no se trata de hacer, hacer y hacer sin parar, sino dedicar tiempo a prepararnos para el trabajo, para la actividad. El atleta necesita pensar en cómo está respondiendo su cuerpo ante los estímulos y trabajo diario para mejorar. Necesita, además, periodos de descanso. El creativo necesita espacios en blanco para simplemente pensar. Todos necesitamos tiempo para afilar el hacha, para ver desde otra perspectiva, para reflexionar y preparar el trabajo que hacemos.

Tenemos que afilarnos, estar preparados/as
Leer más “Afilar el hacha”