¿Ante una misma situación preferimos lo negativo?

Escuché en la radio —me encanta este medio—, hablar del sesgo de negatividad. Esta propuesta afirma que ante dos posibilidades idénticas tendemos a la más triste o negativa ¿será cierto? Ponían un ejemplo: Nos regalan un refresco y eso nos alegra, pero si lo perdemos o se nos rompe, nos molesta y crea en nosotros un malestar peor que la alegría de tener ese refresco o cualquier otro objeto. Ante la misma cosa, una positiva y otra negativa, nos quedamos más con lo negativo ¿Por qué es eso? ¿Será que estamos programados para la negatividad?

Sigue leyendo “¿Ante una misma situación preferimos lo negativo?”

El terrible mundo de la queja continua

Oigo a algunas personas quejarse. Unos del trabajo, de lo mal que va el país, de las elecciones sin solución, del consumismo, de lo caro que están los precios y lo poco que suben los salarios…asi, conviene preguntarse ¿tiene sentido quejarse? Unos afirman que tiene sentido la queja, porque al menos, de esa manera, se quedan aliviados. Sin embrago, en ocasiones, tras la queja, subyace una actitud negativa y catastrófica, con cierta inclinación a verlo todo mal y sin solución. En ese caso la queja si que no tiene sentido, no soluciona nada.

ser positivo sirve de algo quejarse Sigue leyendo “El terrible mundo de la queja continua”

Un árbol cayendo hace más ruido que todo un bosque creciendo

bosque¿Cuanta gente armaba escándalo? – Muchos, un gran número, fue la respuesta. Pero, en realidad, eran sólo unos pocos. Lo que sucede es que, desgraciadamente, nos empeñamos en fijarnos más en los sucesos negativos, antes que en los positivos. Miremos otros ejemplo: hay un niño en el parque con actitud agresiva. Golpea a otro, tira objetos… así que nos vamos del recinto convencidos que allí todos los chicos se comportan mal. Sin embargo, sólo fue uno. Sigue leyendo “Un árbol cayendo hace más ruido que todo un bosque creciendo”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑