Te lo mereces

Seguramente todo lo que estás pasando te lo mereces. Hay quien por cualquier circunstancia vive con miedo. Es como si no se mereciera aquello que tiene. Es una sensación extraña, como de excesiva humildad, como s no fuésemos dignos/as de aquello que tenemos y que nos brinda la vida. Por eso sería bueno disfrutar, saborear, paladear todo aquello que vivimos, porque lo que tenemos es lo que nos merecemos.

Te lo mereces

Lo mismo pudiera suceder desde el punto de vista negativo. Si las cosas no van bien, si no todo es tan perfecto o no sale como deseamos, es probable que algo no esté bien. No creo en la famosa ley de la atracción, pero sí que me parece lógico y normal —hay quien dirá que es el karma—, que si hacemos las cosas bien, seguramente en nuestro entorno todo irá bien. Mientras que si lo que damos es maldad, negatividad y mal rollo, es normal que la vida nos devuelva lo mismo. Es lo que merecemos.

No me gusta hablar del karma, porque hay expresiones nuestras que dicen lo mismo. Recoges lo que siembras o quien planta tormentas recoge tempestades. Sí que es posible la ley del espejo, que viene a decir más o menos lo que estos dos refranes. Aunque, obviamente me surge una duda: ¿El bien el mal, lo que está bien o no, lo justo y lo injusto no es una cuestión arbitraria? Es decir, lo que para algunos está bien, puede que para otras personas esté mal o no sea del todo correcto.

De cualquier modo prefiero pensar en lo positivo. En la extraña sensación en la que cuando las cosas nos van bien, no las disfrutamos porque parece que no nos la merecemos, cosa que no debe ser así. Lo mismo cuando estamos en un viaje o en un buen momento. Existe esa extraña de considerar que no nos lo merecemos y, a veces, esa sensación nos hace pensar que en cualquier momento de ese disfrute algo malo va a suceder, porque no nos lo merecemos. No tenemos derecho, no nos lo merecemos, cosa totalmente errónea. Sí que nos merecemos lo que tenemos, por lo que luchamos y lo que vivimos. Si que te mereces todo aquello que tienes y que vives y, desde luego, espero y deseo que sean muchas cosas buenas y positivas.

Te mereces todo aquello que reflejas. Te mereces lo que llevas en tu corazón, todo lo bueno y bello que tienes dentro. Mereces una vida justo a tu medida, a lo que haces, a lo que eres a lo que sientes. No digas que no te lo mereces, no pienses que la vida te da más de lo que debería. Te mereces lo que tienes. Te lo mereces.

Dejar el móvil nos hace más felices

Estamos demasiado enganchados a la tecnología. Cada día pasamos más de dos horas conectados a algún dispositivo digital, lo cual es mucho tiempo. Es probable que la mayor parte de nuestro tiempo de ocio lo invirtamos en estar conectados al móvil. Sin embargo, lejos de proporcionarnos felicidad, el móvil nos hace más dependientes. No propongo que renunciemos a los beneficios de esos dispositivos, sino que no dejemos de hacer otras cosas para estar conectados.

Desconectar algún tiempo al día nos hace más felices
Continuar leyendo «Dejar el móvil nos hace más felices»

Ser auténtico o parecer auténtico

Ser o no ser… esa sería la cuestión. Sin embargo, en un mundo tan digitalizado e intercomunicado, es probable que predomine el parecer, la apariencia. Hemos de mostrarnos con nuestras mejores galas, hay quien habla de la marca personal como aquello que mostramos en nuestros perfiles sociales. Pero en el fondo subyace siempre la idea ¿Qué es preferible ser o tener? ¿Qué es mejor aparentar o ser realmente una persona de éxito? ¿Qué es preferible tener mucho (dinero, riqueza, bienestar) o ser una persona rica por dentro?

Lo importante es estar bien interiormente
Continuar leyendo «Ser auténtico o parecer auténtico»

A todos nos gusta gustar

A nadie, imagino le gusta sentirse rechazado/a. Todos queremos que nos valoren, que nos tengan en estima y consideración. Así, cuando notamos alguna imperfección, tendemos a disimularla o corregirla de algún modo. Somos seres sociales y, por tanto aquello que nos define y nos da una identidad personal es lo que nos viene devuelta de los demás. Nos gusta gustar. De hecho, nuestra vida social, nuestros gustos, lo que hacemos o dejamos de hacer viene enmarcado, en general por la retroalimentación de nuestra vida.

Continuar leyendo «A todos nos gusta gustar»

Deja de pensar en lo que te falta

Seguimos encerrados y abundan mensajes de personas que echan de menos estar en la playa, salir a hacer deporte, acudir a un bar o cafetería. ¿Las frases del estilo “cuánto daría por...” en que nos ayudan, sirven de algo? Seguramente no, por tanto, sería muy bueno dejar de pensar en lo que no tenemos y centrarnos en aquellas cosas que sí poseemos.

ser positivo deja de pensar en lo que te falta Continuar leyendo «Deja de pensar en lo que te falta»