Si te sientes mal… siéntate bien

Esa era una de las frases simpáticas que nos decían de pequeños. Con la intención, imagino de contestar de manera sarcástica o para quitar importancia a las posibles dolencias de cualquier enano. Algo que, obviamente, enfadaba a cualquiera. Por si fuera poco, el repertorio con este tipo de respuestas es amplio: me duele la barriga, pues tira de ell para arriba, Me duele el… (aquí cualquier parte del cuerpo) pues duélele tu a él y así el repertorio puede ser larguísimo. Sin embargo, ahora un poco más en serio, leí hace unos días algo relacionado con nuestras sensaciones y cómo nos afectan ¿Podemos controlarlas? ¿Estamos a merced de lo que dicta arbitrariamente nuestro organismo y no podemos hacer nada para cambiarlo? O, lo que nos interesa más, ¿si me encuentro mal puedo cambiarlo y empezar a sentirme bien?

Siéntete bien
Continuar leyendo «Si te sientes mal… siéntate bien»

¿Las emociones son razonables?

Hace tiempo que se habla de inteligencia emocional y de las emociones. A través de películas y diferentes situaciones se nos pone de relieve la importancia de gestionar adecuadamente nuestras emociones. Sin embargo, en los ritmos días he estado leyendo y, han llegado por varios canales la necesidad de sobreponer la razón a las emociones como manera de ser feliz. Quienes sostienen esta idea proponen que, si dejamos nuestra vida en mano de lo emocional, podremos parecer un poco marionetas. Vamos a estar con altibajos frecuentes, con cambios de humor constantes y con poca estabilidad porque estaremos en manos de las conocidas emociones básicas (la sorpresa, la tristeza, el desprecio, el miedo, la ira, la alegría y el asco) que, dependiendo a quien sigamos pueden ser desde cuatro hasta siete. Así que las cité todas para no dejar atrás nada.

Emociones ¿Sólo siete? Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com
Continuar leyendo «¿Las emociones son razonables?»

Nadie te puede hacer sentir algo que no no quieres

Es frecuente escuchar me hicieron sentir fatal. También hay quienes dicen que se sienten mal en compañía de algunas personas. Otros afirman sentirse agobiados en determinadas situaciones. Sin embargo, debemos tener la certeza de que nadie nos puede hacer sentir nada que nosotros no queramos. Porque nuestros sentimientos son nuestros y no de las circunstancias externas.

ser-positivo-dueno-de-mis-emociones Continuar leyendo «Nadie te puede hacer sentir algo que no no quieres»