¿Te autoexcluyes?

El otro día estaba en un encuentro de amigos. Como sucede en algunas ocasiones, siempre hay quien llega tarde. No hay nada que objetar, puesto que no sé como me las arreglo, pero soy de los que siempre llega tarde. La mesa estaba llena y los que no fueron puntuales se ubicaron en otra adyacente, pese a que la mayoría se levantó para hacer sitio. Aquella situación que resultó ser algo violenta, concluyó con la insistencia de los camareros que se empeñaron y consiguieron unirnos a todos. Leer más “¿Te autoexcluyes?”