Te lo mereces

Seguramente todo lo que estás pasando te lo mereces. Hay quien por cualquier circunstancia vive con miedo. Es como si no se mereciera aquello que tiene. Es una sensación extraña, como de excesiva humildad, como s no fuésemos dignos/as de aquello que tenemos y que nos brinda la vida. Por eso sería bueno disfrutar, saborear, paladear todo aquello que vivimos, porque lo que tenemos es lo que nos merecemos.

Te lo mereces

Lo mismo pudiera suceder desde el punto de vista negativo. Si las cosas no van bien, si no todo es tan perfecto o no sale como deseamos, es probable que algo no esté bien. No creo en la famosa ley de la atracción, pero sí que me parece lógico y normal —hay quien dirá que es el karma—, que si hacemos las cosas bien, seguramente en nuestro entorno todo irá bien. Mientras que si lo que damos es maldad, negatividad y mal rollo, es normal que la vida nos devuelva lo mismo. Es lo que merecemos.

No me gusta hablar del karma, porque hay expresiones nuestras que dicen lo mismo. Recoges lo que siembras o quien planta tormentas recoge tempestades. Sí que es posible la ley del espejo, que viene a decir más o menos lo que estos dos refranes. Aunque, obviamente me surge una duda: ¿El bien el mal, lo que está bien o no, lo justo y lo injusto no es una cuestión arbitraria? Es decir, lo que para algunos está bien, puede que para otras personas esté mal o no sea del todo correcto.

De cualquier modo prefiero pensar en lo positivo. En la extraña sensación en la que cuando las cosas nos van bien, no las disfrutamos porque parece que no nos la merecemos, cosa que no debe ser así. Lo mismo cuando estamos en un viaje o en un buen momento. Existe esa extraña de considerar que no nos lo merecemos y, a veces, esa sensación nos hace pensar que en cualquier momento de ese disfrute algo malo va a suceder, porque no nos lo merecemos. No tenemos derecho, no nos lo merecemos, cosa totalmente errónea. Sí que nos merecemos lo que tenemos, por lo que luchamos y lo que vivimos. Si que te mereces todo aquello que tienes y que vives y, desde luego, espero y deseo que sean muchas cosas buenas y positivas.

Te mereces todo aquello que reflejas. Te mereces lo que llevas en tu corazón, todo lo bueno y bello que tienes dentro. Mereces una vida justo a tu medida, a lo que haces, a lo que eres a lo que sientes. No digas que no te lo mereces, no pienses que la vida te da más de lo que debería. Te mereces lo que tienes. Te lo mereces.

Dejar el móvil nos hace más felices

Estamos demasiado enganchados a la tecnología. Cada día pasamos más de dos horas conectados a algún dispositivo digital, lo cual es mucho tiempo. Es probable que la mayor parte de nuestro tiempo de ocio lo invirtamos en estar conectados al móvil. Sin embargo, lejos de proporcionarnos felicidad, el móvil nos hace más dependientes. No propongo que renunciemos a los beneficios de esos dispositivos, sino que no dejemos de hacer otras cosas para estar conectados.

Desconectar algún tiempo al día nos hace más felices
Continuar leyendo «Dejar el móvil nos hace más felices»

En vacaciones, un cambio de actividad

Llega el tiempo de descanso para algunos. Un tiempo que se confunde con la ociosidad absoluta, cosa que no es buena  en absoluto. Cuando llega este periodo más que vacaciones, prefiero pensar en un cambio de actividad. No es positivo ni productivo pensar en las vacaciones como un periodo para no hacer nada en absoluto, por eso es más que recomendable en vacaciones cambiar de actividad y ocupar nuestro tiempo libre con actividades que durante el año no podemos realizar.

ser positivo cambio actividad vacaciones Continuar leyendo «En vacaciones, un cambio de actividad»

¿Domingos absolutamente ociosos?

Terminado el trabajo Dios descansó. Es una instrucción breve, pero directa. Hemos de descansar un día en semana. Sin embargo, la vorágine de esta sociedad, el poder trabajar desde casa, el ser el único día de que disponemos para las tareas del hogar, hace que el «día de descanso» se convierta en una jornada laboral más, entonces, ¿no hacemos nada los domingos?

domingo-descanso Continuar leyendo «¿Domingos absolutamente ociosos?»

Cerrado por vacaciones

cerrado por vacacionesLlegó Agosto, el mes de las vacaciones por excelencia. Medio mundo se para para descansar. En los organismos oficiales casi no hay atención al público, los servicios acortan su jornada y, por si fuera poco, las asistencias sanitarias también se reducen drásticamente. Es curioso ¡en vacaciones no enfermamos! o, como mínimo, enfermamos menos. Lógicamente, no vamos a desperdiciar nuestro periodo de descanso para ir al médico. La idea de “cerrado por vacaciones”, también se ha extendido a la actividad personal y parece que es obligado no hacer absolutamente nada en vacaciones, salvo aquellas cosas que dicta la moda: viajar o acudir a algún lugar de vacaciones, ponerse moreno y estar guapísimos/as. Continuar leyendo «Cerrado por vacaciones»