Etiqueta: cuerpo

Hay que venerar al Cuerpo

Es verano y parece lógico es lucir una buena figura. Pero ¿que sucede si no somos tan agraciados? ¿Nos encerramos en un cuarto oscuro donde sin poder mostrarnos en público por no estar dentro de los cánones? ¿Tenemos que avergonzarnos de nuestro físico? Me da la impresión que  se está dando demasiada importancia al envoltorio (al cuerpo) y se descuida mucho el interior.

ser positivo venerar al cuerpo Seguir leyendo “Hay que venerar al Cuerpo”

Anuncios

Lucir un cuerpazo en verano

Parece casi una obligación lucir un buen tipo durante el periodo en el que nos encontramos. Este injusto sistema nos impone unos cánones no sólo difíciles de cumplir, sino que impiden nuestro desarrollo personal. Uno de los textos breves más maravillosos que he leído este verano ha sido: ¿Quieres lucir un buen cuerpo en la playa este verano? Solo te hace falta un cuerpo, una playa y que te importe una mierda lo que opinen de ti.

ser postivio cuerpazo en verano Seguir leyendo “Lucir un cuerpazo en verano”

Cuando vivimos para nuestro cuerpo, él nos pasará factura

Es frecuente ver en nuestras playas, en televisión, cuerpos esculturales. Personas que se cuidan mucho y que prácticamente toda su energía la invierten en tener un cuerpo admirado por todos.

cuerpos_atletas-11

No hace mucho tiempo, en televisión le preguntaban a un modelo cuánto tiempo dedicaba a cuidarse, a lo que respondía que “prácticamente las veinticuatro horas del día”. Argumentaba que dedicaba mucho tiempo a la actividad física. Además, no se permitía comer ni beber cualquier cosa, por tanto, estaba 100% dedicado al cuidado de su cuerpo, cosa que, obviamente parece lógica, ya que su exterior es “la base del trabajo”. Pero la pregunta es obvia ¿qué pasará cuando los años irremediablemente hagan mella en el organismo? ¿qué pasaría si padeciese una enfermedad más o menos grave? Es probable que su mundo se venga abajo.  Seguir leyendo “Cuando vivimos para nuestro cuerpo, él nos pasará factura”

¿Envejece el cuerpo o la mente?

Leí hace tiempo que los jóvenes preferían el amanecer porque ellos están más cerca de lo nuevo. Sin embargo, los que nos vamos haciendo mayores, preferimos las puestas de sol, porque se acerca más al ocaso de la vida. Me sorprende esta conclusión, que desde luego no comparto, porque, sin tratar de instalarme en un “soy siempre joven”, creo que las personas, su esencia, su ser más profundo no envejece. No dejan de gustarles cosas por el mero hecho de envejecer, sino porque vamos cambiando. Seguir leyendo “¿Envejece el cuerpo o la mente?”