Etiqueta: cariño

¿Padres o amigos?

padre o amigo jesus marreroEn cierta ocasión escuché a una persona decir que lo mejor que le podía suceder en la relación con sus hijos es que lo consideraran como “su mejor amigo”. Obviamente, no le di importancia a aquella afirmación que hoy me parece tremendamente equivocada. Un padre o una madre no puede ni debe ser amigo de sus hijos. Es mucho más que eso. En primer lugar porque los amigos pasan, van, vienen, los hay mejores o peores, pero la relación familiar es inalterable. Nadie puede elegir cambiar de familia, ni cambiar de padre o de madre, ni tampoco de hermanos. Esa relación filial es única y superior a la amistad.
En primer lugar porque los amigos o compañeros lo son durante un trayecto. Si miramos hacia atrás veremos que hemos tenido muchos amigos a lo largo de nuestra vida. Los del colegio, la pandilla con la que salíamos, el mejor o la mejor amiga con la que compartimos tantas confidencias. Pero al cambiar de vida, de trabajo, de lugar, los amigos cambiaron. Ya no son los que eran. Ahora hay otros. Seguir leyendo “¿Padres o amigos?”

Yo quiero una persona que…

amor egoista jesus marreroViendo un reality de televisión en el que las personas buscan parejas. Escuché a uno de los participantes decir: “yo quiero una personas que…”, “me gustaría una pareja que…” y así, sucesivamente, el efímero protagonista hacía una serie de peticiones que se asemejaban más a una carta de Reyes Magos o santa Claus que a una verdadera relación sentimental. Seguir leyendo “Yo quiero una persona que…”

Quedan todavía en este mundo muy buenas personas

Estamos inmersos en una sociedad donde lo que manda es la negatividad y el mal humor. No somos nada cordiales, apenas saludamos y mucho menos sonreímos a las personas con las que habitualmente tratamos. Somos proclives a aporrear el claxon cuando otro vehículo hace una mala maniobra, somos capaces de encontrar fallos en los otros con enorme soltura, generando una cadena de rencor que se contagia tan rápidamente com el fuego en nuestros bosques.

20120829-174304.jpg
Sin embargo, en este mundo desventurado, siempre aparecen personas que son una especie de oasis de los que debemos beber para seguir nuestro camino. Esta mañana, mientras paseábamos una señora mayor nos detuvo en medio de nuestra caminata. No la conocíamos de nada pero nos paró para decirnos que le parecía maravilloso que fuéramos caminando cogidos de la mano. Nos felicitó nos dio besos y nos pidió que no dejáramos nunca de cogernos las manos. Ella, muy emocionada recordaba a su marido, ya fallecido, del que siempre iba cogido de su mano. Emocionados, después de aquel pequeño encuentro seguimos nuestro paseo diario.

Podría explicar ahora que Bea y yo siempre hemos ido de la mano y logotipos por los que desde novios siempre, cuando estamos solos vamos de la mano. No obstante lo llamativo es la actitud de aquella mujer, es comprobar como todavía hoy quedan muy buenas personas en este mundo maravilloso. Observar que ante el pesimismo que pueda existir en esta sociedad, siempre hay quien sigue creyendo en que la alegría, el amor la positividad como manera de engendros entre las personas.

Suelo mencionar la película MONSTRUOS S.A., como un autentico modelo para todas las personas. La conclusión de la película de animación, me parece increíblemente bueno. En el film, para quien no lo conozca, los monstruos se dedican a extraer energía del terror de los niños que asustan, en concreto de sus gritos. Pero al final descubren que la risa genera mucha más energía, lo que nos viene a dar una tremenda lección sobre nuestra sociedad. Estamos acostumbrados al odio, al rencor, al “me las pagarás” sin caer en la cuenta que el amor es mil veces más saludable y beneficioso. Sin ir más lejos, aquella mujer esta mañana nos alegró la mañana y nos lleva a comprender que todavía queda muy buena gente por este mundo de Dios

Te quiero un montón, pero no te amo

20120817-120331.jpg
Muchas personas, especialmente los más jóvenes, hablan muchísimo de querer. Escriben y le dicen a sus amigos con una facilidad enorme “Te quiero”. Podríamos pensar que se trata de chicos y chicas con una enorme sensibilidad y que se enamoran fácilmente. Sin embargo, establecen diferencias que, para otros sectores, no existen. No es lo mismo querer que amar. Seguir leyendo “Te quiero un montón, pero no te amo”

Mi felicidad no puede depender de otros

Hace un ratito leía en un estado de una red social una frase de una persona que agradecía infinitamente a otra estar en su vida. Decía que le había hecho la persona más feliz del mundo, que gracias a ella era feliz… y todas esas cosas que el corazón nos hace teclear o decir cuando nos sentimos dichosos. Sin embargo, nada más leer aquella frase, una lucecita de alarma se encendió en mi cabeza: “Mi felicidad no puede depender de otra persona” Seguir leyendo “Mi felicidad no puede depender de otros”