La Ayuda como actitud de vida

Desde muchos ámbitos se nos dice que, como clave para alcanzar la felicidad, hemos de desarrollar alguna actividad de ayuda. Es decir, hacer algo por los demás, desarrollar algún voluntariado, integrarte en alguna ONG en la que ocupes tu tiempo en servicio a los demás es muy bueno para ser más feliz.

Es un hecho probado. Estoy totalmente convencido que así es. Cuando se vive para los demás, cuando se trata de ayudar a otras personas, especialmente desfavorecidas, salimos de nuestro egoísmo, de nuestro deseo de tener más, de tratar de lograr más, para servir al otro/a, lo cual produce una sensación de bienestar tremenda, porque somos una familia humana, nos necesitamos, debemos ayudarnos unos a otros y desarrollar una vida de servicio, nos llena el corazón de alegría y felicidad.

Ayudarnos nos hace más felices
Continuar leyendo «La Ayuda como actitud de vida»

Para los misioneros de aquí

Durante este verano he tenido noticias de personas que viajan lejos para ayudar en otras regiones. Una maravillosa labor que desarrollan como misioneros o embajadores de una sociedad en la que se vive muy bien y que desea compartir lo que tiene con los más desfavorecidos. Sin embargo, siempre he pensado que en nuestro entorno hay mucho por hacer antes de embarcarse en ayudas lejanas.

jesus marrero Ayuda a la comunidad Continuar leyendo «Para los misioneros de aquí»

Es que tratamos con personas

personas jesus marreroLa vida, nos lleva con su vorágine, a comportarnos como autómatas. Nos levantamos casi siempre a la misma hora, hacemos las mismas cosas, vemos más o menos a la mismas personase diario y eso, probablemente, nos automatiza, nos desconecta con el mundo, nos hace menos humanos. En las empresas se busca lograr los objetivos, en las familias llegar a fin de mes, en la escuela cumplir con lo programado y así nos convertimos en máquinas olvidándonos que estamos rodeados de personas. Continuar leyendo «Es que tratamos con personas»