No te dejes morir

Dos personas mayores hablaban mientras me esperaban. Hacía tiempo que no se veían y, lógicamente se preguntaban por la familia, la salud y todas esas cosas de las que hablan los octogenarios. Al despedirse entre ellos, uno le dice al otro: No te dejes morir, no te dejes morir. Nos fuimos, hablamos de nuestras cosas y, cuando ya nos despedimos empecé a darle vueltas a aquella frase que se me queda grabada: ¿No te dejes morir?

Sigue leyendo “No te dejes morir”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑