Etiqueta: amar

El mejor san Valentín

Esta semana celebramos san Valentín, con quienes lo promocionan y quienes lo traicionan.  Debemos amar todo el año dicen algunos… No sólo hay que ser mejores un día… es verdad. Pero también debemos tener un recuerdo y  celebrar algunos días de forma especial, como un cumpleaños o el día de… Son jornadas que nos recuerdan que nos amamos, que nacimos o que nos enamoramos… El mejor san Valentín no es un regalo. Es simplemente rememorar algo fundamental: el amor. Y el mejor regalo eres tu.ser-positivo-el-mejor-san-valentin Seguir leyendo “El mejor san Valentín”

Anuncios

Es que tratamos con personas

personas jesus marreroLa vida, nos lleva con su vorágine, a comportarnos como autómatas. Nos levantamos casi siempre a la misma hora, hacemos las mismas cosas, vemos más o menos a la mismas personase diario y eso, probablemente, nos automatiza, nos desconecta con el mundo, nos hace menos humanos. En las empresas se busca lograr los objetivos, en las familias llegar a fin de mes, en la escuela cumplir con lo programado y así nos convertimos en máquinas olvidándonos que estamos rodeados de personas. Seguir leyendo “Es que tratamos con personas”

Quedan todavía en este mundo muy buenas personas

Estamos inmersos en una sociedad donde lo que manda es la negatividad y el mal humor. No somos nada cordiales, apenas saludamos y mucho menos sonreímos a las personas con las que habitualmente tratamos. Somos proclives a aporrear el claxon cuando otro vehículo hace una mala maniobra, somos capaces de encontrar fallos en los otros con enorme soltura, generando una cadena de rencor que se contagia tan rápidamente com el fuego en nuestros bosques.

20120829-174304.jpg
Sin embargo, en este mundo desventurado, siempre aparecen personas que son una especie de oasis de los que debemos beber para seguir nuestro camino. Esta mañana, mientras paseábamos una señora mayor nos detuvo en medio de nuestra caminata. No la conocíamos de nada pero nos paró para decirnos que le parecía maravilloso que fuéramos caminando cogidos de la mano. Nos felicitó nos dio besos y nos pidió que no dejáramos nunca de cogernos las manos. Ella, muy emocionada recordaba a su marido, ya fallecido, del que siempre iba cogido de su mano. Emocionados, después de aquel pequeño encuentro seguimos nuestro paseo diario.

Podría explicar ahora que Bea y yo siempre hemos ido de la mano y logotipos por los que desde novios siempre, cuando estamos solos vamos de la mano. No obstante lo llamativo es la actitud de aquella mujer, es comprobar como todavía hoy quedan muy buenas personas en este mundo maravilloso. Observar que ante el pesimismo que pueda existir en esta sociedad, siempre hay quien sigue creyendo en que la alegría, el amor la positividad como manera de engendros entre las personas.

Suelo mencionar la película MONSTRUOS S.A., como un autentico modelo para todas las personas. La conclusión de la película de animación, me parece increíblemente bueno. En el film, para quien no lo conozca, los monstruos se dedican a extraer energía del terror de los niños que asustan, en concreto de sus gritos. Pero al final descubren que la risa genera mucha más energía, lo que nos viene a dar una tremenda lección sobre nuestra sociedad. Estamos acostumbrados al odio, al rencor, al “me las pagarás” sin caer en la cuenta que el amor es mil veces más saludable y beneficioso. Sin ir más lejos, aquella mujer esta mañana nos alegró la mañana y nos lleva a comprender que todavía queda muy buena gente por este mundo de Dios

Te quiero un montón, pero no te amo

20120817-120331.jpg
Muchas personas, especialmente los más jóvenes, hablan muchísimo de querer. Escriben y le dicen a sus amigos con una facilidad enorme “Te quiero”. Podríamos pensar que se trata de chicos y chicas con una enorme sensibilidad y que se enamoran fácilmente. Sin embargo, establecen diferencias que, para otros sectores, no existen. No es lo mismo querer que amar. Seguir leyendo “Te quiero un montón, pero no te amo”

Cuando es más fácil odiar que perdonar

20120816-123614.jpg
Perdonar no es sencillo. Solo hay que mirar a nuestro alrededor y vemos que hay personas enfrentadas, familias cuyos miembros no se dirigen la palabra hace años, rencores enquistados en centros de trabajo y en la vida social, por diferentes razones. Lo curioso es que nos empeñamos en mantener los enfados cuando a quien más perjudican es al que odia y no al que perdona. Seguir leyendo “Cuando es más fácil odiar que perdonar”

Perdono, pero no olvido. Olvido, pero no perdono

No sé muy bien en qué orden, pero muchas personas pronuncian alguna de estas frases. Siempre me han llamado la atención puesto que decir cualquiera de las dos cosas me parece algo contradictorio. Si perdono algo, me olvido, si no perdono, lo tengo siempre presente. Lo más lógico y sano mentalmente, me parece que es Perdonar y Olvidar, lo cual no supone borrar de nuestra memoria algún acontecimiento. Seguir leyendo “Perdono, pero no olvido. Olvido, pero no perdono”