Hay que cerrar temas

Con frecuencia abrimos muchas ventanas. Como solemos decir por aquí, nos gusta tener muchos calderos al fuego. Empezamos una cosa, seguimos con otra y así sucesivamente. Como se suele decir, somos multitarea. Sin embargo, este modo de trabajo no es nada bueno ni positivo para nosotros porque al final, lo que sucede es que terminamos la jornada o la semana con una sensación de agobio y de no haber terminado nada realmente, sino que todo lo hemos dejado a la mitad.

Debemos terminar una cosa para empezar otra
Leer más “Hay que cerrar temas”

¿Tienes la obligación de cambiar?

Algunas personas quieren que cambiemos. Ocurre con cierta frecuencia en las parejas. Alguien nos atrae y empezamos una relación con el deseo de que cambie aquellas cosas que no nos gustan. Hay quien tiene la terrible manía de pretender cambiarnos, moldearnos, hacernos a su medida, cuando por suerte o por desgracia, los verdaderos cambios nacen únicamente del interior.

No se cambia por imposición
Leer más “¿Tienes la obligación de cambiar?”

Dale más trabajo a quien le falta tiempo

Parece una barbaridad, pero así es. Las personas más ocupadas son las más dispuestas a aceptar algo nuevo. Si quieres que tu proyecto salga, dáselo a alguien que no tenga tiempo y lo hará.

El tiempo lo gestionamos según nuestros intereses
Leer más “Dale más trabajo a quien le falta tiempo”

¿Cómo saber si alguien te escucha?

El arte de la conversación, es eso, un arte. Es tan importante hablar bien como escuchar bien. Hace un rato estaba hablando con una persona que no me escuchaba. De ahí nace esta reflexión, pero la clave está, sin duda, en reconocer las señales de la persona interlocutora para saber que no nos escucha. En esta entrada pretendo nombrar alguna de ellas. Compartiré las señales que identifico para reconocer que alguien no está en sintonía, no me escucha y por tanto, hemos de valorar si debemos seguir la conversación.

Leer más “¿Cómo saber si alguien te escucha?”

No digas “ya queda menos”

Desde hace tiempo descubrí que es muy importante el lenguaje que usamos tanto con nosotros mismos y con los demás. Acabo de leer esta expresión y me he quedado pensando. “Ya queda menos” ¿para qué? Supongo que para las vacaciones. Ahora viene la pregunta potente: ¿Qué pasa cuando se acaben las vacaciones? ¿Entonces también queda menos? No podemos vivir una vida diciendo o diciéndonos cosas como estas porque no ayuda en nada a nuestro bienestar

¿Ya queda menos?
Leer más “No digas “ya queda menos””