¿De verdad es todo tan complicado

A veces nos complicamos la vida en cosas realmente sencillas. Un simple problema de tráfico, una llegada tarde, un trabajo que no sale a tiempo, un pinchazo, una avería de un electrodoméstico en casa… y tantas otras cosas, hacen que nuestro día se convierta en un desastre y nada funcione a partir de entonces.

En ocasiones, además, todas esas cosas se van sumando o alguna de ellas y nuestra vida se convierte en un desastre, la clave para solucionar esta situación es preguntarnos si de verdad es todo tan complicado, ¿es realmente tan grave eso que nos sucede?

¿Todo es un problema?
Continuar leyendo «¿De verdad es todo tan complicado»

La Ayuda como actitud de vida

Desde muchos ámbitos se nos dice que, como clave para alcanzar la felicidad, hemos de desarrollar alguna actividad de ayuda. Es decir, hacer algo por los demás, desarrollar algún voluntariado, integrarte en alguna ONG en la que ocupes tu tiempo en servicio a los demás es muy bueno para ser más feliz.

Es un hecho probado. Estoy totalmente convencido que así es. Cuando se vive para los demás, cuando se trata de ayudar a otras personas, especialmente desfavorecidas, salimos de nuestro egoísmo, de nuestro deseo de tener más, de tratar de lograr más, para servir al otro/a, lo cual produce una sensación de bienestar tremenda, porque somos una familia humana, nos necesitamos, debemos ayudarnos unos a otros y desarrollar una vida de servicio, nos llena el corazón de alegría y felicidad.

Ayudarnos nos hace más felices
Continuar leyendo «La Ayuda como actitud de vida»

Todo en exceso agota

No es un aprendizaje nuevo. Seguro que ya lo sabemos. Todo en demasía se vuelve cansino y aburrido. Escuché decir, me imagino que con razón que entre las personas más poderosas y adineradas, el aburrimiento campa a sus anchas. Parece lógico porque cuando se tiene mucho, cuando hay demasiado ¿Qué más vas a buscar? Lo tienes todo, puedes adquirir, conseguir, tener todo lo que tu dinero te proporciona. Entonces ¿Qué más? El hastío y el aburrimiento, es por eso que todo cansa.

Todo en mucha cantidad cansa..
Continuar leyendo «Todo en exceso agota»

Afilar el hacha

Volví a escuchar esta propuesta muchos años después de haber presenciado la escenificación de este cuento. Afilar el hacha supone estar preparado, no se trata de hacer, hacer y hacer sin parar, sino dedicar tiempo a prepararnos para el trabajo, para la actividad. El atleta necesita pensar en cómo está respondiendo su cuerpo ante los estímulos y trabajo diario para mejorar. Necesita, además, periodos de descanso. El creativo necesita espacios en blanco para simplemente pensar. Todos necesitamos tiempo para afilar el hacha, para ver desde otra perspectiva, para reflexionar y preparar el trabajo que hacemos.

Tenemos que afilarnos, estar preparados/as
Continuar leyendo «Afilar el hacha»

¿La felicidad nace de la comparación?

La búsqueda de la felicidad es un reto constante. Mucho se ha dicho en este blog, una cantidad mayor se vierte en otros tantos lugares. Sin embargo hay una duda reciente sobre la cuestión de la felicidad. ¿Somos felices comparados con quién? Es probable que nuestra sensación de felicidad venga originada por la comparación, cuestión que en principio es un error notable, porque esa misma comparación invita a la infelicidad. Me explico…

¿La felicidad nace de la comparación?
Continuar leyendo «¿La felicidad nace de la comparación?»