Veremos que nos trae el tiempo

Vivimos en la sociedad de la inmediatez. Todo era para ayer o antes. Nos agobiamos, apenas descansamos, porque andamos preocupados con tantas y tantas obligaciones. A veces, quizá mas de la cuenta, nos estresamos cuando de pronto, nos caen muchas tareas al mismo tiempo. Comenzar después de navidad ha sido así. Parece que, como de sopetón, te caen veinte tareas juntas, en la misma semana, reuniones, actividades, algunas, incluso simultáneas y comienza el año sin saber muy bien para donde correr. Sin embargo, cuando según va pasando el tiempo me acuerdo del relato “Veremos que nos trae el tiempo”.

Sigue leyendo “Veremos que nos trae el tiempo”

El tiempo, nuestro mejor regalo

He pasado la tarde jugando con mi sobrina. Era su cumpleaños y me enseñaba sus regalos. Estaba encantada con una caja registradora. Teníamos que ir al super a comprar, luego coger la compra ir a casa—que estaba en otra habitación— comer la comida, jugar con otros regalos y luego volver al super a comprar nuevamente. No hubo móviles, no había whatsApp, ni llamadas que atender. Durante unas horas simplemente jugamos y ese, es el mejor regalo que le puedes hacer a alguien: el tiempo que le dedicas

Sigue leyendo “El tiempo, nuestro mejor regalo”

Una Navidad que no será igual

¿Y por qué? Esa es mi pregunta. Los anuncios, los videos, las felicitaciones que circulan por la red nos hablan de una Navidad diferente, que no es igual a la de años anteriores pero ¿Por qué nos centramos siempre en lo que no tenemos o en lo que no puede ser? Tal como proponía la semana pasada, parece que siempre andamos centrados/as en lo que no tenemos, en lo negativo, en lo que nos falta, en lo que no vamos a poder hacer, pero ¿Por qué demonios no nos centramos en lo que sí tenemos, en lo que podremos hacer en lo que vamos a compartir.

Sigue leyendo “Una Navidad que no será igual”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑