Categoría: Vivencias

Por culpa de…

Hace unos días quedé atónito ante el enfado de una persona. Contrariada por llegar tarde, lanzaba todo tipo de improperios ¡Cuando llegue a casa se va a enterar!, ¡Por su culpa llego tarde!, ¡Ayer me fastidió el día y por eso llego tarde hoy! y otras lindezas que me dejaban sin palabras. Simplemente asentía toda aquellas culpabilidades en silencio sin saber qué decir. En esas ocasiones, ante el enfado de una persona, considero que lo mejor es escuchar y  guardar silencio.

ser positivo por culpa de Seguir leyendo “Por culpa de…”

Anuncios

Invertimos demasiado en cosas

Estamos en verano, un tiempo propicio para disfrutar, para ser felices. Sin embargo, este periodo a veces lo malgastamos persiguiendo cosas que no son tan importantes. A veces, nos centramos más en hacernos la foto del lugar donde estamos, antes que disfrutar verdaderamente de ese espacio. En otras ocasiones invertimos mucho en elementos materiales que, teóricamente, dan más bienestar a nuestra vida, pero que finalmente, quedan arrimados en un rincón de la casa.

ser positivo invierte en experiencias Seguir leyendo “Invertimos demasiado en cosas”

Una serie de catastróficas inseguridades

Una de las aficiones que me gusta practicar es la música. He aprendido algo de manera autodidacta y, como digo con frecuencia, hago algo de ruido con la guitarra. Entre mis propuestas incumplidas figura siempre dedicar más tiempo semanal a la música, pero por desgracia es algo que dejo por otras cosas. Ayer tocaba junto a otras personas en una celebración y en una de las canciones me equivoqué. No recordaba bien la melodía y me puse a tocarla. Terminó en un disparate. Aparecen los nervios y las inseguridades. A partir de entonces, aunque sea levemente, en todos los temas que interpreté con posterioridad cometí errores. ¿Por qué? Por la inseguridad que me surgió a partir del primera equivocación.

una serie catrastorifas inseguridades ser positivo Seguir leyendo “Una serie de catastróficas inseguridades”

Por no preguntar

De mi tío recuerdo con cariño una frase que me ha marcado a la hora de tomar decisiones, preguntar, participar o decidirme a algo. El decía que «más vale un minuto colorado antes que toda la vida descolorío» A veces, por no preguntar generamos confusiones dejamos de hacer algo o tomamos decisiones que cambian el curso de un acontecimiento. Por eso es siempre mejor preguntar. Es preferible pasar un minuto colorado.

mejor preguntar ser positivo Seguir leyendo “Por no preguntar”

¿Somos negativos por naturaleza?

En una lectura me encontré con una afirmación psicológica tremenda: generalmente somos negativos. Técnicamente se llama «sesgo de negatividad» y que propone que involuntariamente prestamos más atención a sentimientos desagradables como el miedo, la tristeza, la rabia porque afirman son más fuertes que los positivos. Por tanto, podríamos decir que ¿somos negativos por naturaleza?

ser positivo somos negativos Seguir leyendo “¿Somos negativos por naturaleza?”

¿Esta bien arrepentirse?

El otro día salí de casa sin terminar el trabajo. Me apetecía mucho dar un paseo e ir a ver a unos amigos. Al volver me senté con la intención de finalizar las tareas que dejé pendientes. Pero era tal el volumen cosas que me fue imposible acabar. Maldije entonces aquella salida. Me arrepentí mucho de haber tomado aquella decisión. ¿Es esta una buena actitud?. No. De ninguna manera. El arrepentimiento en estos casos no tiene ningún sentido. Es más, el arrepentimiento, si no tiene la función de reparar algún daño no tiene ningún sentido.

ser positivo arrepentirse Seguir leyendo “¿Esta bien arrepentirse?”

Para. Detente, frena un poco cada día

El otro día me preguntaban por herramientas para relajarnos. Seguramente hay muchas y más en la red donde se puede encontrar casi de todo. Sin embargo no es nada fácil encontrar momentos para relajarnos y estar algo más felices. Sin duda, esa cuestión me hacía recapacitar sobre la necesidad de detenernos y parar un poco cada día. Algo que deberíamos hacer todos, siempre.

ser positivo para cada dia Seguir leyendo “Para. Detente, frena un poco cada día”