Quien saluda a los demás es más feliz

No es que lo haya dicho ningún estudio de una universidad famosa, ni que se haya analizado a personas que saluden y otras que no. Simplemente es una impresión personal, por lo que veo en el día a día. Por el trato con los demás, tengo la sensación y convencimiento que aquellas personas que más saludan, que dan alegremente los buenos días, buenas tardes…, luego en el trato personal, son o, al menos a mi me parecen personas más positivas, felices y alegres. Cosa, que tiene sentido, bajo mi humilde opinión, porque no saludar o, lo que es peor, no devolver el saludo, supone hacer un esfuerzo en negativo para no saludar, es evitar o tratar de no ver, saludar, hablar, lo cual, creo nos hace más infelices y negativos/as

Saludar, nos hace más felices
Sigue leyendo “Quien saluda a los demás es más feliz”

Que bueno es el fracaso

Nos acostumbran y nos enseñan para ser los mejores o los primeros/as. En las competiciones, en la enseñanza, en casi situaciones hay que ganar. Nadie nos enseña para el fracaso. Sin embargo, de los logros, de lo que conseguimos no aprendemos demasiado. Sin embargo, de lo que verdaderamente aprendemos, es de los fracasos.

Aprendemos de nuestros fracasos
Sigue leyendo “Que bueno es el fracaso”

El arte de culpabilizar

El arte de culpabilizar es de las cosas que aprendemos cuando somos pequeños/as que mantenemos de adultos. En la infancia nos resulta bastante útil el “yo no fui”, puesto que nos puede salvar de muchos problemas. Cuando rompíamos algo, cuando hacíamos algo indebido, el recurso más rápido es echar la culpa a otros/as, de esta manera escapábamos sin demasiada dificultad. Sin embargo, culpabilizar a los demás en la vida adulta, sí que no tiene ningún sentido. ¿Por qué no deberíamos culpar a los demás?

El arte de culpabilizar
Sigue leyendo “El arte de culpabilizar”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑