Categoría: Sociedad

Dos claves más para felicidad: Ser ecologista y no ser consumista

Parece que, cada día, nos dan más claves para ser felices. Va a resultar que, al final, tendremos que hacer tantas cosas para ser felices, que no tendremos tiempo para nada.  Lo cierto es que hace unos días leía un informe de Young Consumer en el que se aseguraba que no ser tan consumista y ecologista nos hace más felices.  Así que manos a la obra.

ser positivo ecoligia felicidadpng Seguir leyendo “Dos claves más para felicidad: Ser ecologista y no ser consumista”

¿La felicidad es egoísta?

Leía un artículo interesante, de esos que tanto salen ahora, de antifelicidad y antipositivismo, que afirman que esas actitudes no nos llevan a nada. Proponen que, únicamente nos hacen devorar un libro tras otro, una técnica tras otra, en busca de una felicidad que nunca llega. Finalmente, concluye que la búsqueda de la felicidad es únicamente un acto egoísta. ¿Será así?

ser positivo felicidad Seguir leyendo “¿La felicidad es egoísta?”

Necesitamos relaciones de verdad

Nos quejamos de una sociedad líquida. Algunos utilizan este apelativo para una forma de ser que se diluye rápidamente. Nada pertenece, todo es provisional, nada se mantiene, todo es mudable. En medio de esta sensación de provisionalidad, debería imperar el modelo de relaciones de verdad. Me viene a la idea esta cabeza después de escuchar un testimonio de una persona que, en  sus notas de móvil a través de los contactos llevaba un registro de cada cual. Es decir, además, de sus datos de contacto como teléfono y dirección, en un espacio libre ponía informacion de su familia, de sus preocupaciones. ¿Se imaginan hablar con alguien que hace tiempo que no veíamos y que nos recuerda las relaciones y preocupaciones que le contamos hace años? Sería, sinceramente maravilloso.

relaciones de verdad ser positivo Seguir leyendo “Necesitamos relaciones de verdad”

El egoísmo de la infelicidad

Se nos ha vendido la idea que para ser feliz primero debo ser yo, luego yo y para finalizar yo. Probablemente sea una deformación de una propuesta que nos invita a que para ser felices, hemos de tener buena autoestima y estar bien con nosotros/as mismos. Obviamente, nadie puede transmitir ni hallar felicidad si interiormente no se encuentra bien. Sin embargo, desde el punto de vista del consumismo, esta idea se pervierte para invitarnos a ser felices únicamente haciendo lo que nos place: Si te hace feliz algo, cómpratelo, para ser feliz tienes que tener muchas cosas nuevas y modernas, olvidando a los demás, la relación con los otros/as.

ser positivo el egoismo de la infelicidad Seguir leyendo “El egoísmo de la infelicidad”

El arte de amargarse la vida

Parece que algunas personas tienen verdaderas cualidades para amargarse solas. ¡Con lo fácil que es ser felices! Hay personas que están enfadadas con otras, amigos o conocidos que, por alguna situación dejan de hablarse, lo cual genera un estado interior de infelicidad que podemos llamar “amargarse” o “ser un amargado/a”.  Hace más de un año escribía una entrada sobre este aspecto en la que proponía que nadie te puede amargar la vida si no quieres. Sin embargo, hay personas que se complican la vida en su relación con los demás, por rencillas y problemas que acaban amargados. 

ser positivo el arte de amargarse al vida Seguir leyendo “El arte de amargarse la vida”

¿Se acabó lo bueno?

Realmente ¿se acabó lo bueno? Empezar o volver al trabajo, terminar las vacaciones con esa mentalidad no nos ayuda absolutamente en nada. Considerar que los tiempos de descanso, los fines de semana, cuando salimos del trabajo, o las vacaciones, son los mejores momentos es un grave error. Especialmente porque un tercio de nuestra vida lo pasamos generalmente en ese ambiente. Trabajando, estudiando, cosas que, según una errónea creencia social, hemos de odiar.

ser positivo se acabo lo bueno.jpeg Seguir leyendo “¿Se acabó lo bueno?”

Pasado Perfecto y futuro imperfecto

Son tiempos verbales que me gustan. Aunque el Pasado Perfecto no existe en español, pero si en Ingles. Con estos verbos respondo en muchas ocasiones cuando me plantean planes de futuro. Incluso, cuando me proponen realizar alguna actividad dentro de una semana, suelo responder que sí, pero con futuro imperfecto. Resulta que el pasado es perfecto, porque no lo podemos cambiar, mientras que el futuro es imperfecto, porque no sabemos realmente si sucederá tal como queremos. La única realidad posible es el ahora, el momento presente. 

pasado perfecto y futuro imperfecto ser positivo jpeg Seguir leyendo “Pasado Perfecto y futuro imperfecto”