No vas a conseguir todo lo que te propones

Pero no dejes de intentarlo. Así de simple. En alguna ocasión he hablado de toda la crítica que se le está dando a la psicología positiva, al positivismo, felicidad, como fórmula de vida. En una de esas críticas escuché esta semana esta afirmación y burla hacia el movimiento más positivo: NO VAS A CONSEGUIR TODO LO QUE TE PROPONGAS, que no te engañen —decía entre risas— el psicólogo contrario a esta tendencia. Es verdad pensé, pero hay que añadir algo. Vale no voy a conseguir todo lo que me proponga, pero no voy a dejar de intentarlo.

¿Conseguimos lo que nos proponemos?

Es muy fácil pensar que no voy a conseguir todos mis sueños, todas mis metas, ni todo lo que me planteo en la vida. Pero eso no significa que tengo que quedarme sentado en un sillón viéndolas venir, porque como nada me va a salir bien, ningún sueño se cumple, pues me paso la vida sin luchar nada, sin hacer nada. Es verdad que no todo es perfecto, que no siempre nuestros sueños se cumplen Es verdad que hay ciertos aspectos de algunos movimientos que pueden inducir a error, tales como aquel que nos habla de la ley de la atracción, que soy capaz de atraer y conseguir todo lo que quiera por arte de magia, simplemente por desearlo. Las cosas no funcionan así.

Es probable que no consiga todo lo que me propongo, pero no me centro sólo en la meta, en lo que quiero conseguir, sino que voy disfrutando del viaje, del camino. Considerar sólo las metas, los sueños, los objetivos sin más, sí que puede ser un error terrible, porque en ese caso, si es cierto que no conseguimos todo lo que proponemos.

Puede ocurrir que consideremos que la vida es como una especie de genio de la lámpara al que le pedimos cosas que se cumplen, sin más, sin esfuerzo, sin búsqueda, sino por el simple hecho de pedir. Quizá pensamos que todo es como la carta a los Reyes Magos o Santa Claus y que ya todo nos viene de manera mágica. Es probable que hayamos visto muchas películas y leído muchos libros con final feliz en los que los sueños de los protagonistas se cumplían sin más. Pero ciertamente, en este caso tienen mucha razón quienes afirman que los sueños no se cumplen.

Vamos a conseguir todo lo que nos proponemos siempre que nos lo propongamos, vamos a lograr nuestros sueños siempre que disfrutemos del camino hacia ese sueño, porque simplemente el viaje, el camino es sencillamente maravilloso. Mientras intentamos conseguir nuestros sueños, propósitos y metas, nos lo estamos pasando bien, aprendiendo, fracasando y celebrando cada pequeño paso que damos. No conseguimos lo que nos proponemos, porque seguramente estaremos tan entusiasmados y apasionados en el camino, que no nos daremos cuenta.

No dejemos de intentarlo, no dejemos de luchar, no nos dejemos llevar por las frases derrotistas. Del mismo modo que las cosas no suceden por arte de magia, también es evidente que si no lo intentamos, nuestros sueños, nuestros propósitos, todo lo que queremos no llegará. Así que habrá que ponerse en camino y luchar por aquello que queremos. Sin agobios, sin prisas pero sin pausa, disfrutando del camino, así todo llega y si no, nos quedamos con la tranquilidad de saber que lo hemos intentado.

Autor: Jesús Marrero

Aprendiz y profesor n secundaria. Apasionado de la comunicación. Aprendiz de escritor pragmático. Intento ser #SiemprePositivo💪☝️ y feliz y... por supuesto compartirlo con todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s