No te quedes plantado, no eres un árbol

Escuché esta frase hace tiempo, para motivar, animar a seguir adelante a quien, por distintos motivos, se puede quedar paralizado ante los inconvenientes de la vida. Cuando se nos presenta algún imprevisto, a veces nos quedamos plantados, como árboles. Nos quedamos aturdidos ante los aprietos que nos pone la vida, que no son pocos. La cuestión es, sobre todo, seguir adelante. No debemos quedarnos parados, sino seguir adelante, luchar hasta conseguir nuestras metas y sueños.

Impresionantes deportistas en los paralímpicos

En algunos momentos de esta semana me he quedado abobado mirando los juegos paralímpicos. Si estos maravillosos deportistas se hubieran quedado plantados en sus dificultades, no estarían ahora en Japón compitiendo al más alto nivel mundial. Seguramente estarían en su casa escondiendo sus problemas, pero no se han quedado quietos/as, sino que han luchado contra viento y marea para llegar hasta donde se encuentran ahora.

Sus obstáculos no han sido sólo competir, sino que en algunos casos probablemente han tenido que vencer muchos más problemas que un deportista de juegos olímpicos o de otra modalidad deportiva. Cualquier persona que compite sabe que generalmente ha de luchar fundamentalmente contra su mente y los miedos. Frecuentemente, el aspecto psicológico es mucho más poderoso que el físico. Los pensamientos limitantes están siempre como un virus mental, tratando de impedir que logremos aquello que nos proponemos. Todos, cualquier persona, ha de luchar siempre contra esa limitación.

En el caso de los paralímpicos, además de todos los pensamientos que ha de vencer cualquier deportista, han de luchar contra algún obstáculo físico o psíquico, lo cual hace que tengan, muchísimo más valor. Son personas enormes, dignas de toda mi admiración. Seguramente, el seguimiento y la notoriedad de estas competiciones deportivas no tengan tanto interés ni popularidad, pero sin duda, para mi son un verdadero ejemplo maravilloso de superación.

Lo curioso del caso es que muchas veces nos quedamos plantados como un árbol ante la mejor dificultad. Apenas nos da un resfriado y parece que nos estamos muriendo. Ante algunas dolencias sencillas nos parece que es el fin del mundo. Hay quien tiene graves enfermedades y nos dan una tremenda lección como estos/as atletas.

Deberíamos aprender de ellos. No quedarnos plantados, no somos árboles, los impedimentos de la vida, son para superarlos no para recrearnos en ellos. Las piedras del camino son para saltarlas y no para llorar junto a ellas. Las dificultades son una prueba que nos deben ayudar a crecer. Deben ser como el abono del árbol, par seguir creciendo. Admiremos a estos deportistas, no para contemplarlos, sino para seguir su ejemplo, para luchar y vencer todas aquellas cosas que se nos presentan en la vida. No nos quedemos plantados.

Autor: Jesús Marrero

Aprendiz y profesor n secundaria. Apasionado de la comunicación. Aprendiz de escritor pragmático. Intento ser #SiemprePositivo💪☝️ y feliz y... por supuesto compartirlo con todos

2 comentarios en “No te quedes plantado, no eres un árbol”

  1. Reblogueó esto en Hito Nortey comentado:
    A veces nos quedamos plantados, como árboles. Nos quedamos aturdidos ante los aprietos que nos pone la vida, que no son pocos. La cuestión es, sobre todo, seguir adelante. No debemos quedarnos parados, sino seguir adelante, luchar hasta conseguir nuestras metas y sueños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s