Amar siempre

Hay quien detesta este día. Lo ven como algo forzado, consumista o simplemente, no están enamorados y no les dice nada esta celebración. Sin embargo, siempre me he mostrado partidario de celebrar aquello que se nos propone, para eso están las celebraciones. Cumpleaños, santos, Navidad, carnavales, cualquier fiesta es celebrable sin necesidad de consumir o regalar. Lógicamente, no es en absoluto necesario regalar para celebrar algo tan maravilloso como es el amor. Nadie está obligado a regalar nada a comprar o fingir algo que realmente no se siente. Pero no cabe duda que el amor es esencial para nuestras vidas.

Amemos siempre

¿Por qué celebrar el amor? ¿Por qué un día? Son grandes preguntas. En primer lugar tengamos en cuenta que si no existiera el día de nuestro cumpleaños, nunca lo celebraríamos. Si no existiera un día marcado para celebrar Navidad, Año Nuevo o las fiestas patronales, ninguna de estas cosas se celebraría. Así, por tanto, los días señalados están indicados para que nos acordemos de algo, para que lo celebremos. Pero, ¿Por qué celebrar san Valentín o el día del amor? Hay muchas razones. Veamos algunas:

Espero y deseo en primer lugar que todos/as hayamos sido concebidos en un acto de amor. Así, nuestra vida comienza desde este maravilloso sentimiento. Luego, supongo y también deseo que hayamos sido criados en el amor de nuestra madre y/o padre quienes de diferentes maneras hicieron o hacen todo lo posible para que tengamos una vida feliz. Más tarde cuando ya somos jóvenes o adultos, empezamos a buscar el amor para unirnos a otra persona. Por tanto el amor está presente en todos los momentos de nuestra vida así que ¿Por qué no celebrarlo?

Nuestra vida está hilada por el amor durante toda su existencia. De diferentes maneras, de distintos modos, con formas de amar distintas el sentimiento está presente siempre. Pero obviamente, hay personas cascarrabias, odiosas, gruñonas, enfadadas con todo que parece que nunca han amado ¿Qué sucede con ellos/as?

Lógicamente no podemos justificar ni analizar todas las situaciones para tratar de comprender qué ocurre en cada cual para no sentir amor. Es probable que todo dependa de lo que hemos aprendido a lo largo de nuestra existencia. Si nuestra experiencia nos ha llevado por un camino en el que no ha existido el amor por diversas razones, porque nuestra familia se rompió. Tal vez si hemos sufrido muchos desengaños amorosos o no hemos amado realmente, sino que hemos confundido el amor con otras cosas, es posible que nos hayamos convertido en personas poco enamoradizas e, incluso odiosas.

Pero hay que ser optimistas. Creo que siempre hay una oportunidad para amar. Siempre habrá un tiempo para que nos amen. Nuestro corazón no es de piedra. Siempre podrá ser ablandado, modificado en el encuentro con alguien que nos ame de verdad. Así que dejemos sentir, vivamos la vida sintiendo y respirando todo aquello que nos rodea. No nos opongamos a san Valentín, a celebrar el amor o cualquier cosa agradable que nos ayude a ser más felices y a recordar sentimientos hermosos como el amor. Amemos siempre.

Autor: Jesús Marrero

Aprendiz y profesor n secundaria. Apasionado de la comunicación. Aprendiz de escritor pragmático. Intento ser #SiemprePositivo💪☝️ y feliz y... por supuesto compartirlo con todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s