Una Navidad que no será igual

¿Y por qué? Esa es mi pregunta. Los anuncios, los videos, las felicitaciones que circulan por la red nos hablan de una Navidad diferente, que no es igual a la de años anteriores pero ¿Por qué nos centramos siempre en lo que no tenemos o en lo que no puede ser? Tal como proponía la semana pasada, parece que siempre andamos centrados/as en lo que no tenemos, en lo negativo, en lo que nos falta, en lo que no vamos a poder hacer, pero ¿Por qué demonios no nos centramos en lo que sí tenemos, en lo que podremos hacer en lo que vamos a compartir.

Seguramente, de lo peor que he visto en la pandemia es precisamente quienes se empeñan en mirar lo negativo: no podemos ir a los bares, no podemos estar como antes, los cines, tienen aforo limitado, no podemos ir a los partidos de fútbol, no podemos, no podemos, no podemos… pero ¿y todo lo que sí has podido hacer? ¿No tiene importancia, da igual, no cuenta?

Cuando todo vuelva a ser como antes… así empiezan muchas lamentaciones. y mientras tanto ¿Qué hacemos, lamentarnos únicamente? Ha pasado tiempo y todavía no hemos aprendido lo que es verdaderamente importante: estar aquí, estar vivos/as, disfrutar de tantas cosas maravillosas que tenemos, de la familia, de quienes están con nosotros, de quienes comparten tiempo y hogar con cada cual.

Parece que cada vez que tenemos que hacer balance pesa siempre mucho más lo que no tenemos que lo que sí. Algo que es tremendo porque lo que no tenemos no pesa nada, no lo tenemos, pero todo aquello que tenemos, que disfrutamos que sentimos que valoramos debería tener mucho más peso.

Hay quien anda cabizbajo, triste porque este año la fiesta no podrá ser como la de años anteriores, con grandes reuniones y fiestas. No podrás partir el año en el salón acostumbrado, nada será igual. Pero estar cerca de los tuyos/as disfrutar de la compañía más cercana y más próxima ¿no debe ser fantástico? Será un año diferente, sí. Pero seguramente recordarás mucho más estas Navidades que la de otros años. ¿O acaso recuerdas la navidad de hace cinco años? Seguramente no, porque fue como casi siempre. Esta, en cambio, será íntima, será diferetente y la recordaremos de un modo especial.

Finalmente, algo que he recordado siempre. Nadie te obliga a estar triste, cabizbajo y lamentándote por lo que no podrá ser este año. Tu decides como quieren que sean estas fiestas. Todo depende de ti. La fiesta, la alegría, la felicidad depende de cómo enfoques las cosas, de tu actitud ante esta situación que puede ser de lamentación o de alegría. Tu eliges.

Un comentario sobre “Una Navidad que no será igual

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: