La importancia de las palabras

En alguna ocasión he comentado la importancia del lenguaje que utilizamos. Especialmente interesante las palabras que nos decimos a nosotros/as mismos/as. Nuestro diálogo interno puede ayudar a estar mejor o peor. No es igual que continuamente nos digamos que somos un desastre, que todo nos sale mal, que no damos una a decirnos que lo estamos intentando, la próxima vez saldrá mejor, tampoco está tan mal… esa forma de hablarnos nos constituye y nos hace ser de una manera o de otra

ser positivo el lenguaje palabras que usamos

Traigo este tema a propósito de la canción que se ha popularizado como himno en el encierre en nuestros hogares. Se trata de “Resistiré” y no me gusta. No es que no me guste la canción, que si me parece interesante, porque tiene ritmo, es dinámica, con una melodía potente. Sin embargo, la letra en estos tiempos en los que nos encontramos no me parece adecuada. Creo, que no se trata de resistir. Dice el diccionario de resistir que es Tolerar, aguantar o sufrir. En otra acepción, dicho de una persona o animal significa pervivir, o sea “seguir viviendo a pesar de las dificultades”.

Sinceramente, si todas estas palabras, si todo ese lenguaje me lo transmito a mi mismo, no me está ayudando a seguir adelante. Más que animarme, me deprime. Yo no quiero, o no deberíamos tolerar, aguantar o sufrir cada día de estancia en casa. Deberíamos vivir, celebrar y disfrutar de un momento único, irrepetible e increíble que es nuestra vía ahora mismo, porque ninguno de estos momentos volverán.

Lo de pervivir no me disgusta. Seguir adelante a pesar de las dificultades, aunque le añadiría, siendo resiliente, aprovechando cada instante para hacer cosas que habitualmente no podemos, disfrutando de la tele, la lectura, el deporte, la familia, parar el ritmo habitual y celebrar la vida en general.

Ahora vendrán los peros… Es que no estás en desempleo, es que no estás enfermo, es que lo dices porque lo ves todo fácil, es que… y muchas otras cosas más. Sin embargo, hay personas que lo están pasando francamente mal y son muy felices. Y creo que una parte importante para mantener esa actitud es el diálogo interno: por tanto si tengo que resistir, tengo que aguantar y tolerar y sufrir esta situación, no lo pasaré nada bien. En cambio si soy capaz de mirar con esperanza, con positividad y alegría, nuestro día a día será muchísimo mejor. De ahí la importancia de las palabras: las que usamos con los demás y las que usamos con nosotros mismos.

Un comentario sobre “La importancia de las palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s