Pero cuando te falta esa persona que te hace super feliz…

Hace unos días en uno de los perfiles de “Ser Positivo”, a la frase “y de pronto te das cuenta que todo lo que necesitas para ser feliz está dentro de ti”, alguien respondía que “cuando te falta esa persona que te hace feliz es difícil serlo”. Obviamente, ante una pérdida, ante una ruptura o cualquier otra situación, debe ser complicado. Si esa separación es reciente, más complicado aún. Pero, si perdura en el tiempo, no cabe duda que la felicidad está mal enfocada. La felicidad siempre está dentro de nosotros/as, tal como propone la frase que ponía en aquella: “Todo lo que necesitamos para ser felices está dentro de nosotros”.

la felicidad está en ti

Es un error tremendo, como ya he publicado en otras ocasiones, pensar que nuestra felicidad depende de otras personas. No debe ser así. No puede ser así. Imaginemos que, tal como se proponía en el comentario, hacemos que nuestra felicidad dependa de otra persona: de nuestra pareja, de nuestro amigo/a. Imaginemos que esa persona nos deja de querer, se enamora de otra y nos abandona. A partir de entonces seremos muy desdichados/as por esa pérdida. Si nuestra dependencia era muy importante, seguramente nos costará reponernos.

Insisto nuevamente, cuando la pérdida o ruptura es reciente, lógicamente, hay un tiempo de duelo en el que haremos comentarios como el citado anteriormente. No podemos ser felices cuando nos falta alguien y le echamos de menos. Sin embargo, ese duelo debe tener fecha de caducidad. No es normal que transcurrido un tiempo, sigamos pensando que no podemos volver a ser felices porque nos falta alguien. La vida ha de seguir adelante. Y nuestra felicidad no está junto a nadie. Es cierto, por otra parte que, hay separaciones muy dolorosas, muy difíciles de superar que nos dejan tocados de por vida. Es posible que, en ese caso, nos lleve mucho tiempo volver en encontrar la felicidad, pero debemos ser capaces de luchar para sobreponernos y seguir adelante. Con nuestros dolores, recuerdos y dificultades. Pero hemos de continuar.

La idea fundamental de aquella frase es pensar que nuestra felicidad depende de nosotros. Porque, con alguna frecuencia escuchamos “Tu me haces feliz”, “Gracias a ti soy feliz…” y otras “lindezas” que minan nuestra autoestima y nos hacen depositar la felicidad en personas o cosas externas a nosotros, cosa que más tarde o más temprano nos hacen infelices. Porque las personas cambiamos, las relaciones terminan y, cuando eso sucede, nos sentiremos mal. Por tanto, la intención y, probablemente nuestro objetivo, para gozar de una buena autoestima, es centrar la felicidad en nosotros y no en otras personas ni cosas externas. Nadie te hace feliz, sino tu. Nadie debería hacerte sentir de ninguna manera, porque debemos ser dueños de nuestra felicidad y de nuestros sentimientos: “porque todo lo que necesitas para estar feliz está dentro de ti”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s