Hacer el ridículo

A muchos les asusta hacer el ridículo porque no quieren ser el centro de atención, se reirán, podrían burlarse pero, ¿qué es el ridículo? ¿Quién pone las normas sobre lo que es ridículo y lo que no? ¿Qué diferencia hay entre ridículo y extraordinario? 

hacer el ridiculo ser positivo

Hay algunos que se ríen de quien viste de forma extravagante o de quien lleva un peinado diferente o quien no piensa y hace lo que la mayoría. Así consideramos que son ridículos por no pensar y ser como nosotros o como todos. Es muy probable que algunas personas que han hecho cosas maravillosas fueron en algún momento ridículos para la mayoría. Y, si no fueron ridículos, puede que al menos diferentes. Por eso: la consigna sería atrevernos a ser ridículos, seamos diferentes.

Hagamos el ridículo de vez en cuando. Hay una frase que me gusta mucho y que deberíamos aplicarnos con frecuencia:

Baila como si nadie te estuviera viendo, Canta como si nadie te oyera; Trabaja como si no necesitaras el dinero, Vive como si hoy fuera tu ultimo dia y sobre todo Ama como si nunca te hubieran herido. 

Así puede que dispongamos de momentos memorables en nuestra vida. Una existencia sin ridículos, sino que transcurre de una manera increíblemente perfecta,  seguramente será una triste existencia. 

Hay otra sentencia de un humorista, Manolo Vieira, que ya he citado en alguna ocasión: “Hay reírse de uno mismo, pero sin faltarse al respeto”. En tono de humor, pero con mucha certeza se nos invita a que hagamos el ridículo de vez en cuando a que nos riamos de nosotros mismos a que no tengamos miedo a hacer algo porque los demás nos van a ver o mirar. 

Precisamente el miedo es nuestro peor enemigo para disfrutar de lo bueno que tiene la vida, porque dejamos de hacer algunas cosas por miedo y luego, cuando pasa el tiempo nos viene la pregunta ¿qué pasaría si hubiera hecho?  No dejes que el miedo ni el ridículo te paralice. La vida está pensada para que vivamos momentos memorables. Así, sin molestar a otros, hagamos lo políticamente incorrecto. Porque, precisamente esos momentos inadecuados serán los memorables y los que recordemos con más frecuencia que aquellos que pasaron inadvertidos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s