Renuncias para ser feliz

Nos acostumbraos con demasiada facilidad a lo bueno. Disfrutamos de muchísimas cosas que día tras días nos ayudan a incrementar la felicidad. Sin embargo, desde algunas corrientes se nos propone renunciar a cosas para ser más felices. Dejar, solar, cambiar, no sólo nos proporciona bienestar, sino también seguridad en nuestra vida, porque cuando decidimos renunciar somos conscientes de tener el control sobre nuestra vida.

ser positivo renuncias para ser feliz

Imaginemos que nos ofrecen un trabajo muy bien remunerado. No nos convence demasiado, pero nos motiva el aspecto económico. Como es lógico tiene un «pero». La pequeña dificultad es que tenemos que desplazarnos diariamente durante hora y media para acudir y regresar. Al principio aceptamos el trabajo sin pensarlo dos veces, pero cuando llevamos unos meses, comprendemos que perdemos tres horas diarias en desplazamiento. ¿Será el momento de renunciar?

Con este ejemplo quería explicar a qué me refiero con las renuncias. A veces nos mantenemos en un trabajo, ocupación, simplemente por cuestiones materiales. A veces, no somos capaces de anteponer nuestra felicidad y bienestar cuestiones económicas y a las costumbres. Hemos de ser valientes para dimitir y renunciar para reencontrarnos con una vida feliz, aunque sea a costa de un poco menos de dinero.

El ejemplo del trabajo se puede llevar a otros terrenos, a una casa alquilada; a unas vacaciones que no nos complacen, pero que hacemos por rutina; una actividad cada día de la semana, vernos con personas siempre en los mismos días de la semana, el ejercicio físico, la comida… La pregunta que hemos de plantearnos es ¿Realmente nos hace felices…? Si no es así, ¿Qué esperas para renunciar?

Para no renunciar a algo hemos de disfrutar de la actividad en sí misma. De manera que el deporte que hago debo disfrutarlo en ese momento, las vacaciones o la actividad que realice cotidianamente. Si hago las cosas por que «siempre se ha hecho así» o únicamente por complacer a otros, quizá sea el momento de plantearse renunciar para encontrar la felicidad. Leía esta semana un artículo en el que analizaba la felicidad de las personas y el cual concluía que eran mucho más felices las personas que vivían cerca de su lugar de trabajo. Así, por tanto habrá que pensar en renuncias importantes tal como a la vivienda o al propio trabajo cuando tenemos que hacer desplazamientos largos.

La felicidad y la vida plena, exige a veces renuncias, vaciarse de cosas que nos molestan para llenarnos de las que nos satisfacen. ¿Es posible renunciar a cosas para ser feliz?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s