La alegría tiene fecha de caducidad?

La alegría caduca. Probablemente es uno de esas sensaciones que van y vienen como las olas del mar. Sin embargo, no debería ser así. Reciamente los titulares de periódicos y medios de comunicación se llenan con la palabra alegría, por ser agraciados con la lotería de Navidad. ¿La lotería es verdadera alegría? ¿Qué sucede semanas o meses después con esa alegría? Probablemente se habrá diluido y volvemos a nuestra mundana existencia. Por tanto ¿Tiene la alegría fecha de caducidad?

ser positivo la alegría enla pobreza 2

Muchos dirán que si, pero yo estoy convencido de lo contrario. La verdadera alegría es una sensación de serenidad, de paz interior, que nos invita al optimismo y a la posibilidad de ser felices, independientemente de si nos ha tocado la lotería o si tenemos mucho o poco dinero. Siempre me ha sorprendido la alegría y felicidad que brota de niños vestidos con harapos mientras juegan con unos palos o piedras en un camino perdido. Esas imágenes, como la que acompañan a esta entrada, me invitan a pensar que se tiene un concepto equivocado de alegría.

Le hemos puesto un precio a la alegría demasiado alto. O, más bien, la hemos vinculado al bienestar material. Por eso, para algunos no será una pregunta descabellada pensar ¿Cómo puede estar alegre si no tiene teléfono móvil? ¿Cómo puede ser feliz si no se viste de moda? Este pensamiento hace que coloquemos la alegría fuera de nosotros, cuando lo que sucede de verdad es que la alegría está dentro de nosotros.

No cabe ninguna duda que las situaciones externas nos afectan. Es decir, si continuamente tenemos personas que nos incordian, es probable que la alegría se vaya perdiendo. Sin embargo, hemos de ser capaces de gestionar adecuadamente esos fenómenos externos para alejarnos de ellos y volver a nuestra verdadera alegría interior. No es muy lógico que, si sabemos que un grupo de personas nos detesta, estemos continuamente con ellas para que nos hagan daño. No es normal que, si alguien continuamente nos «machaca» o es tóxico para nosotros, sigamos junto a esa persona. Lo normal, sería alejarnos prudentemente, para poder así recuperar nuestra alegría y felicidad.

Por tanto no esperes la gran alegría de la lotería, de las vacaciones o de la jubilación. La alegría está aquí y ahora, dentro de ti y no con nadie. No dependes de otros para ser feliz. No dependes de nadie para estar alegre, solo de ti mismo/a. Así que no le pongas fecha de caducidad a la alegría porque no la tiene. Cultiva tu alegría interior, que además no es aquella que pinta una sonrisa en tu rostro, sino la que dibuja esa sonrisa en el corazón.

ser positivo la la alegría cadua

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s