En busca de la felicidad

El baile de la felicidad, ¿Instagram una red que nos hace felices?, Bajar de peso para ser felices, tener aproductos de marca nos da felicidad… son algunos artículos que miro en esta mañana y que me dejan perplejos y me recuerdan aquel viejo cuento…

ser positivo la llave de la felicidad

La historia cuenta que Dios quería poner la felicidad en un lugar en el que supusiera algún ensfuerzo encontrarla. Por eso la puso en la montaña más alta de todas, pero las personas con su gran tesón y habilidad llegaron a esa montaña y la encontraron. Pasó el tiempo y se le ocurrió esconderla en otro sitio: en el fondo de los océanos, pero igualmente, las personas inventaron submarinos con los que llegar a lo más profundo del mar y encontraron la felicidad. Así Dios estuvo mucho tiempo pensando donde esconder la felicidad y después de darle muchas vueltas encontró el sitio: dentro del ser humano. Allí nunca la encontrarán y así fue.

La felicidad está dentro de nosotros mismos, pero nos empeñamos en buscarla fuera. Las marcas comerciales se empeñan en hacernos creer que cuando utilizamos un sus  productos somos más felices. Han ligado el prestigio que puede ofrecer sus articulos a la felicidad que produce al lucirlo. Ciertamente hay quienes, al tener un efecto de determinada marca presumen de él y otros le envidian por ello. Sin embargo, la experiencia y la vida me ha dicho que, para que un producto sea bueno, debe tener dos requisitos fundamentales: que sea útil y que cumpla con las funciones que se le atribuyen. Nada más. Las marcas son algo accesorio.

La felicidad debe estar en nuestro interior y no en el físico. Especialmente porque nuestro aspecto físico cambia. No vamos a estar igual de bien toda la vida: envejecemos, cambiamos, podemos sufrir algún problema que haga que nuestro cuerpo no funcione bien y, entonces, todo el empeño que habíamos puesto en tener una  apariencia fenomenal, se nos viene abajo. Por tanto no es nada recomendable tener como objetivo una buena presencia porque no es definitiva.

La felicidad está en tu interior y no en aquello que muestras. Puedes poner tu mayor sonrisa en la red social, puedes hacer el baile de la felicidad, podrás hacerte fotos en los lugares más envidiables del mundo que si tu corazón no reboza felicidad, tus fotos no sirven de nada. ¿A quién vas a engañar?

Para ser Positivo busca la felicidad en ti. Establece un diálogo contigo mismo y pregúntate que cosas te hacen realmente feliz. Cultiva esas habilidades, realiza ejercicio físico, medita, desarrolla tu espiritualidad y, de esta manera te pondrás en la senda de la verdadera felicidad interior. La felicidad no está en las marcas, no está en las fotos de tu red social, no está en tu físico…. la felicidad está en tu interior. ¡Búscala en ti! no en estímulos ni cosas que pasan y el tiempo las deteriora…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s