Una vida Positiva

No es nada fácil hoy en día llevar una vida positiva. Basta con escuchar un noticiario o leer un periódico para caer en la cuenta que nos rodea un mundo bastante pesimista y, lo que es peor, parece que estamos abocados a seguir siendo así. Lo que no se comprende fácilmente es ¿si no nos gusta ser así porque no lo cambiamos?  ¿nos conformamos con lo que nos toca vivir resignadamente?  ¿que podemos hacer para vivir una vida positiva?

ser positivo para una vida positiva

Lo fundamental es la actitud. Cada cual decide como afecta aquello que nos sucede. Las situaciones que vivimos cada día no son ni buenas ni malas, somos nosotros los que le atribuimos ese valor de bueno o malo. Puede ocurrir por ejemplo, que vayas a una fiesta y, lo que para mi es la fiesta más divertida del mundo, para ti es un desastre. Era la misma fiesta, el mismo lugar, el mismo ambiente, pero cada uno le da unas atribuciones diferentes. Mi educación, mis costumbres, mi aprendizaje, las vivencias hace que algo que para unos puede ser horrible, a mi, no me desagrade tanto.

La forma de ver las cosas es fundamental para la vida. Recuerdo un relato de crecimiento personal en el que el protagonista resultaba herido de bala. Cuenta la historia que al llegar al hospital, todavía consciente, los médicos le preguntaron al herido si era alérgico a algo y nuestro protagonista responde que si, a los disparos. Evidentemente, con aquella actitud tan positiva ante la adversidad, se recuperó si ninguna dificultad. Por tanto, la segunda cuestión es la forma de afrontar los problemas a los que nos enfrentamos.¿Cómo ves el vaso: medio vacío o medio lleno? Esa es otra clave para ser algo más positivo.

El buen humor y la alegría es otra clave. En ocasiones vemos a personas que ríen a carcajadas, son muy elocuentes, son protagonistas de cualquier encuentro, pero eso no significa que sean felices o positivos. La alegría es algo interno. Es una forma de sentirte. No todo el mundo es alegre. Hay quienes son tristes y no saben como cambiar esa forma de ser. Pero como todo es una cuestión de práctica. Como si de un deporte se tratara, debiéramos probar a ser felices un poco cada día. Analizar bien en nuestro interior los momentos en los que nos sentimos tristes y los que estamos alegres, para potenciar estos últimos. No se trata de ser escandaloso o chistoso, sino vivir la alegría de manera interna.

Momentos de pausa. Creo también muy importante el parar durante algún  tiempo al día. Bien en la noche o en cualquier otro momento al día no está nada mal reflexionar y pensar en lo que ha sucedido, en cómo nos sentimos. La oración y la meditación nos ayuda a contemplar nuestra vida, analizando aquellas cosas que queremos mejorar a cambiar. Se trata de abstraernos del ruido y ser conscientes de nuestro aquí y ahora, procurando vivir el presente.

A modo de conclusión

Los ingredientes de una vida feliz y positiva son, a mi juicio:

  • La actitud. Ser conscientes de que somos los dueños de nuestros sentimientos. No hay nada bueno o malo por naturaleza. Somos nosotros con nuestra actitud los que decidimos cómo es.
  • La forma de enfrentar los problemas. Ver el vaso medio lleno depende de nosotros. ¿Cómo actúas ante un reto? con miedo, con ganas…
  • El humor. No se trata de soltar risotadas sin sentido, sino de cultivar la alegría interior.
  • Momentos de pausa. Para, respira, desconecta. Disfruta de los pequeños momentos de la vida.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s