El tiempo nuestra mayor fortuna

Es raro ponerse a calcular el valor del tiempo y, sin embargo, es nuestro mayor tesoro. En el mundo mercantil casi todo está perfectamente delimitado. Se sabe cuánto cuesta una hora de trabajo de un mecánico, de la empresa de mantenimiento y de cualquier trabajador… ¿pero cuanto vale una hora de ocio o con la familia y amigos?

el-tiempo-jesus-marrero

En este mundo tan consumista casi todo se mide por su valor. Pero el valor económico pierde importancia si hablamos del valor del tiempo. Si queremos tener un vehículo de un gran coste tendremos que invertir nuestro tiempo trabajando para poder comprarlo. Lo mismo ocurre si queremos tener una casa, la última tecnología o cualquier capricho. Hemos de invertir nuestro tiempo para lograr aquello que tenemos. Así el tiempo es nuestra mayor fortuna.

Pero ¿tiene el mismo valor una hora de nuestro trabajo o estudio  que una hora con la familia y amigos? En su medición diremos que sí, son horas, minutos o segundos, pero en realidad le asignamos a cada tiempo un valor diferente. Una buena experiencia tiene un valor incalculable, mientras que a una situación negativa no le damos el mismo trato.

Así, el tiempo es la mayor fortuna de la que disponemos. Decidimos cada día en que invertimos ese tesoro. Es obvio, que una cantidad de ese tiempo diario lo invertimos en el trabajo o estudio. ¿pero a qué dedicas el resto? ¿Tecnologías? ¿Televisión? ¿Amigos? ¿deporte…? pero la pregunta de a qué le dedicas el tiempo es relativa. La pregunta realmente significativa debería ser ¿estás satisfecho de la inversión que has hecho? Si la respuesta es afirmativa, no hay mucho más que decir. Pero si, no hay satisfacción en la distribución de tu fortuna horaria, algo debería cambiar.

Dedica cada día tiempo a aquellas actividades que te den satisfacción. Como si de un broker  o un corredor de apuestas se tratara, al final de la jornada, deberías tener la sensación de que has ganado algo. El deporte creo que no debe faltar, la relación con las personas tampoco, el resto depende de ti, porque el que hace balance de ganancias o pérdidas eres tu. El que puedes cambiar las inversiones eres tu. Nadie más ¿A qué dedicas tu fortuna? ¿estás satisfecho/a?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s