Todo es empezar

todo es comenzar jeeus smarreroHabía un dicho que afirmaba algo así como el título de la entrada: “Todo es empezar”. Ciertamente cualquier cosa tiene un comienzo (también un final), pero quisiera centrarme en el comienzo, en el principio. Todo cambio, toda mejora, cualquier iniciativa, comienza por una decisión, por un deseo. Cada día comienzan cientos de movimientos: comienza un día, un amanecer, una jornada, una aventura… infinitas cosas se inician cada día. El comienzo de algo, además, lleva implícita una ilusión, alegría, ganas… nadie empieza, o al menos no debería, emprender un proyecto decepcionado, fracasado, pensando que no va a funcionar.

No obstante, en el lado contrario al comienzo, a esa pasión, a esa alegría, está el dejarse llevar, perder la ilusión, la apatía, la pérdida de esperanza y sentido de la vida. Algunas personas, por desgracia, viven en ese círculo en el que han perdido el entusiasmo. Nada les conforta, ningún proyecto es aceptable, nada les ilusiona, nada nuevo que comiencen les aporta energías y ganas de vivir. La única manera de cortar ese círculo vicioso es el propósito humano, el deseo de cambiar. Ya lo decía Einstein: “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: La voluntad” Por eso somos capaces de cambiar todo aquello que nos propongamos. Ilusionarnos con lo que comienza es un reto que podemos asumir cada día haciendo uso de esa fuerza motriz de la que habla Einstein.

Ilusiónate con el día que comienza, con las vacaciones, con ir a la playa, con un paseo, con cualquier proyecto, por pequeño que sea. Todo es empezar. Escribir un diario, aprender a cantar, un nuevo curso, cualquier idea es buena, porque es tuya. Utiliza esa fuerza motriz de la que habla Einstein y pon en marcha algo nuevo, tuyo, que te ilusione, que te mantenga activo. Todo es empezar…

Anuncios

2 comentarios sobre “Todo es empezar

  1. Estoy muy de acuerdo! Sin embargo, a veces uno se desgasta mucho al querer nadar a contracorriente. También hay que saber dejarse llevar por la vida. En mi caso personal, tuve que sincerarme mucho conmigo mismo para dejar de luchar por cosas que realmente no me apetecían. Es eso, ser mas honesto con uno mismo. Y yo realmente me sentí liberado al empezar a hacer solo aquello que me apetecía de verdad.

    1. De eso se trata sobre todo de ser honesto y hacer aquello que realmente nos apasiona y de apasionarnos con aquello que hacemos
      Gracias por tu comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s