¿Vuelta a la rutina?

rutina jesus marreroAl finalizar una de las fiestas con mayor arraigo y tradición del año, Navidad, fin de año y Reyes, algunos vuelven a la rutina. “Qué pena que se acabó lo bueno”, “volvemos a la rutina” y otras frases por el estilo se escuchan con frecuencia en muchos corrillos, sin darnos cuenta que nuestro lenguaje, aquello que decimos y pensamos, no son sólo palabras, sino una actitud ante la vida. Si pensamos que nuestra vida es rutinaria, cíclica, aburrida, así será. Si por el contrario, creemos que cada día es diferente, bonito y maravilloso, será de esa manera.
Recuerdo un cuento de dos perritos que entraron en una casa llena de espejos. El primero, desconfiado, hostil, enfadado, entró primero en la casa y se sorprendió al ver el hocico de cientos de perros malhumorados, enfadados, gruñendo. Así que se asustó y se fue corriendo, prometiendo no volver a ese lugar tan desagradable. Al rato, el otro perro, feliz, juguetón, sonriente, entró en la misma casa y al ver cientos de perros sonriéndole, jugueteando, felices, permaneció allí por mucho rato y, al salir de la casa, pensó en volver por allí más a menudo, porque el sitio era muy agradable.
Nuestra vida puede ser o no una rutina. Pero eso no depende de alguna situación externa a nosotros, sino que ese es un pensamiento que cada cual realiza en función de sus creencias. El simple hecho de afirmar y creer que ahora empieza un periodo rutinario, hace que así sea. Por el contrario, si nos dejamos llevar por una visión positiva y pensamos que cada día es una oportunidad para ser felices para divertirnos, sonreír, cantar, bailar… nuestros días no serán nada tediosos ni aburridos.
Nadie me obliga a ir al trabajo o a la escuela cabizbajo, triste, infeliz. Ir de esa forma es una actitud personal que yo decido. Y, por supuesto, cada mañana decido y pido lo contrario. Ir feliz, estar contento y ser capaz de transmitir esa alegría a los demás. No sé si lo consigo, pero estoy convencido que nada de lo que sucede alrededor es responsable de mi actitud, sino yo mismo y mis circunstancias. Por eso propongo cada mañana elegir ser felices, como actitud en la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s