Entre lo virtual y lo personal

Muchas personas, dicen que cada vez más, viven pegados a algún artilugio tecnológico. Un teléfono móvil, tableta, pc portátil, permite estar permanentemente conectado con personas, noticias en la llamada sociedad global. En medio de todo esto partidarios y detractores del uso de estos sistemas. Especialmente hay quienes afirman que los dispositivos móviles restan espacio al contacto y que, a veces se hace nos interrumpe continuamente para atender su teléfono.

Siempre me he confesado un admirador y usuario maravillado de las nuevas tecnologías, especialmente por todas aquellas cosas buenas que nos pueden aportar. Sin embargo, no he comprendido mucho la discusión entre lo virtual y lo físico, porque considero que no tiene nada que ver con las tecnologías sino con la educación de las personas.  Es decir, si estoy en una reunión, basta con poner el teléfono en silencio. Si estoy en medio de una conversación importante es lógico no responder al teléfono aunque sus brincos le hagan saltar del bolsillo.

Desde hace años las tecnologías irrumpieron en nuestra vida, creando gran controversia. Con la televisión se discutió mucho y se dijo sobre su buen uso. Así, hoy por hoy consideramos que tener todo el día la televisión de casa encendida no es bueno para la convivencia familiar, porque impide el diálogo y la comunicación. Lo mismo acontece hoy con los teléfonos y tabletas. No es lógico ir paseando junto a una persona con el móvil en la mano, salvo que estés realizando una gestión importante.

En casa tenemos alguna foto en la que varios miembros de la familia están sentados cada uno utilizando su dispositivo móvil. Seguro que, quien la vea, pensará ¡qué desastre de familia, cada cual a lo suyo y no se hablan! Sin embargo, planteo ¿Qué diferencia hay entre que cada uno esté consultando su red social, el correo, etc. o que estemos frente a la televisión? No veo ninguna. Cuando en cualquier casa se ve la tele, la conversación se acaba. ¿Y si lo que están haciendo es leer un libro o un artículo?

En el uso de los dispositivos móviles, pienso que debe haber sentido común y educación. No es normal que alguien nos interrumpa la conversación cada dos minutos con un pitidito de teléfono. Tampoco veo lógico que el papá o la mamá acompañen a su hijo al colegio mientras el joven lleva unos auriculares puestos. No es normal que en medio de una fiesta, en la playa o en cualquier otro lugar, deje continuamente las actividades que realizo para ver las fotos del facebook.

El uso de los dispositivos tiene mucho que ver con las personas y su forma de ser. Antes había alguien que llevaba a la playa el radiocasete de 200w, hoy los hay que llevan el Ipad o un ordenador portátil. Existen personas educadas que mientras hablan te miran y, si suena el móvil lo ponen en silencio, para seguir en la conversación, mientras otros al más mínimo pitidito, te dejan con la palabra en la boca y atienen sus mensajes, dejando la charla que mantenía con nosotros. Y eso, evidentemente, no tiene nada que ver con las Nuevas Tecnologías, sino con el individuo. Hay  personas educadas, respetuosas, consideradas… y otras que no. Independientemente de si usan o no un dispositivo móvil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s