Los tiempos están cambiados

Eso me dijo un amigo, al que no veía hace tiempo: “Los tiempos están cambiados”. Me vio vestido para ir a la playa y puso cara de susto evidentemente, porque nos encontrábamos en este norte de Tenerife, donde este año el sol veraniego está brillando por su ausencia. No obstante, a la panza de burro ya estábamos acostumbrados por estos lugares, pero lo realmente sorprendente de este mes de julio es la lluvia, este denominado chipi-chipi antipático que impide disfrutar de las actividades al aire libre tan propias de esta época del año.

Este amigo, me dijo que era muy aficionado a las cabañuelas, a tratar de predecir el tiempo en función del viento, nubes, eso que tanto saben hacer tan bien nuestros mayores, pero que visto lo que ha ocurrido con nuestro clima, le resultaba imposible, no encontraba explicación para este fenómeno tan extraño, salvo el titular de este texto “los tiempos están cambiados”, cosa que me parece acertada. No sé si la contaminación, el cambio climático es el responsable de lo que sucede, tal como dicen los ecologistas, pero lo que sí parece obvio es que estamos teniendo unos inviernos y otoños más cálidos, pero, sin embargo nadie habla de unos veranos mucho más fríos que en ediciones anteriores.

Llevamos diecinueve días de julio, es decir, igual número de días de vacaciones para quienes hayan optado por tomar este mes de descanso, casi un mes de la estación más cálida del año y me parece que nos encontramos más en ambiente otoñal o primaveral que propiamente del verano. En esta tarde de 19 de julio en el norte de Tenerife estamos refugiados en casa, porque hace un rato pretendíamos ir a dar un paseo, pero empezó nuevamente la lluvia molesta y dimos marcha atrás. Con todo este tiempo de vacaciones sólo he acudido en dos ocasiones a la playa. Una vez por el sur de la Isla, donde parece que el clima sí está siendo el propio de este periodo. En otra ocasión hubo un baño por el norte de corta duración porque rápidamente se nubló.

Soy como los lagartos, le digo siempre a mi hijo, si no hay sol no me baño en la playa. Evidentemente a todos nos gusta que haya solito para ir a la playa, no tanto por estar moreno, sino más bien porque con calor es más fácil adentrarse en las siempre frías aguas de nuestras islas. Con todo, lo que es evidente es que “los tiempos están cambiados”, no sólo estoy pasando la tarde acurrucado en casa, sino que veo en las noticias que hay alerta en numerosos lugares de la península por lluvias intensa. No me ha gustado que “los tiempos estén cambiados”. Es decir, lo que detesto es que haga un sol que rompe las piedras en diciembre y muchísimo menos que esté lloviendo ahora, por eso los tiempos están cambiados y por tanto eso es anormal. Me gustaría que tuviéramos un sol intenso hoy y que este chipi-chipi estuviera en octubre o noviembre, para luego llover seriamente en diciembre y enero. No es normal, finalmente que el Teide tuviera nieve en junio, en fin, como dice mi amigo… “los tiempos están cambiados “

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s