Todavía existe el tamaño mediano

En las zonas urbanas, bajo la supuesta percepción del progreso, han eliminado de nuestro vocabulario el tamaño “mediano”. No es de recibo hablar de un tamaño mediano, porque no es preciso. Acusan al término de ser ambiguo y para los contrarios a él, lo tachan incluso de burlesco, porque consideran que no es adecuado que, cuando al ir a comprar algún producto y el dependiente preguntar por el tamaño deseado, que uno responda “mediano” o “medianito”. No obstante, tiene este término algunas cosas positivas, pero las veremos luego, pero hay que ser consciente de la existencia de empleados de negocios que montan en cólera cuando al preguntar al cliente de que tamaño lo quiere ¿grande o pequeño?, este responde “medianito”. Evidentemente no e decanta por ninguno de los dos y deja al empleado/a en una encrucijada ¿Qué es medianito?

Siempre me ha gustado el tamaño mediano porque lo considero gracioso. Significa que ni mucho ni poco, que se necesita lo preciso, que no falte pero tampoco que sobre ¿pero cómo saberlo? Obviamente es muy complicado. Ayer fui a una tienda a buscar un rollo de cinta y me lo dieron “medianito”. Y vine feliz para mi casa, primero porque me acordé de esta curiosa forma de medir y porque, ya había comprado otra que se me había quedado pequeña y no me dio para terminar el trabajo que estaba haciendo y no me sobró excesivamente. Medianito puede resultar ambiguo, pero si usted es dependiente/a hay algunas formas de saber fácilmente como administrar el tamaño mediano, para que no  se tome a mal cuando al preguntar ¿de qué tamaño lo quería? Y le contesten: “medianito”. En primer lugar el tamaño grande generalmente es para quien está llevando productos en gran cantidad. Es decir, un electricista lleva cinco bobinas de cable y nos pide un rollo de cinta, le pondremos el tamaño grande, obviamente. De otro lado, si alguien va a comprar un rollo de cinta y ningún otro objeto, puede dispensarle el pequeño o mediano, dependiendo de su petición. Si le dice que pequeño, pues debe ser ese tamaño y si desconoce las medidas en la que vienen los rollos de cinta, puede ser pequeño o mediano.

Puede que estas indicaciones no le hayan servido de mucho, pero considero que el tamaño mediano es una buena cosa. Primero, como filosofía de vida, porque no todo tiene porqué ser blancas o negras, grandes o pequeñas, por tanto existe el tamaño mediano, un equilibrio, que es el medianito. No hay porque rasgarse las vestiduras cuando alguien hable del tamaño mediano, puesto que mediano no significa indecisión, sino más bien deseo de adquirir lo justo, de agradar, de forma que no queremos que nos sobre, ni que nos falte, sino de tener lo justo… Por eso me apunto al medianito… Incluso a vivir una vida medianita: sin mucho ni poco, sin demasiado, pero sin que falte… Espero que así sea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s