¿Sirve de algo quejarse?

En principio de bastante poco. Especialmente cuando nos quejamos de nosotros mismos y con las personas equivocadas. «Es que tengo un dolor dorsolumbar en la quita vértebra» —Bien ¿y como puedo ayudarte?— Seguramente de ninguna manera a no ser que seas médico o se tengan amplios conocimientos en medicina. Por lo tanto quejarnos por quejarnos con las personas equivocadas no sirve de nada.

ser positivo sirve de algo quejarse Seguir leyendo “¿Sirve de algo quejarse?”

Anuncios

Me tiene la vida amargada

No. Nadie te amarga la vida. Te la amargas tu solito/a. El título de este post suele escucharse a menudo a muchas personas: «Es que mi compañero-a me tiene la vida amargada…», «Me lo hace adrede… es que no para de fastidiarme» Pero hay malas noticias: Nadie te amarga la vida. O al menos, no deberías permitir que nadie te amargue la vida.

ser ppositivo me tiene la vida amargada Seguir leyendo “Me tiene la vida amargada”

¿Metódico o maniático?

El otro día alguien me comentó ¿no eres un poco maniático publicando siembre en el blog los domingos y ahora  en youtube los miércoles? ¿por qué no publicas cuando puedas y ya está? Sencillamente, porque entonces no funcionaría. Además, creo que hay una diferencia entre maniático y metódico. Me considero más metódico que maniático. Es más, me parece que ser metódico es bueno y positivo.

ser positivo metódico Seguir leyendo “¿Metódico o maniático?”

Eso es lo único que mantiene con vida

Mala frase esa. Que una sola cosa sea la que nos mantenga con ganas de vivir. Si que es muy necesario tener metas, retos y motivaciones para seguir adelante, porque esas actividades son las que nos hacen sentir bien, dan sentido a la vida, nos motivan y nos hacen felices. ¿Entonces cuál es el problema? El problema es que no podemos depender solo de una cosa.

Ser positivo lo unico que mantiene con vida Seguir leyendo “Eso es lo único que mantiene con vida”

¿Aceptar las invitaciones?

Día tras día recibimos algunas invitaciones. Desde una solicitud de amistad en una red social, hasta salir a dar un paseo o tomar algo. Sobre las invitaciones hay quienes las niegan todas. Es decir, quienes suelen ser más reservados y rechazar cualquier propuesta, a no ser que venga de una fuente fiable. Otros, en cambio, se embarcan en cualquier actividad, aceptan cualquier propuesta venga de de donde venga. ¿Cuál de las dos opciones es la correcta? ¿Hemos de aceptar las invitaciones o rechazarlas por sistema? Seguir leyendo “¿Aceptar las invitaciones?”