Tu eres el motor del cambio

En cuanto la escuché, me pareció una frase poderosa, de las que deberíamos colgar en la puerta del armario para verla cada mañana. Sin embargo, caigo en la cuenta que para que el motor funcione hace falta combustible, algo de energía eléctrica, un sistema de inyección del combustible, de evacuación de los gases… con todo, un sistema alrededor que lo haga funcionar. Porque ¿qué pasa cuando el entorno del motor no funciona?

ser positivo eres el motor del cambio Seguir leyendo “Tu eres el motor del cambio”

Anuncios

¿Qué pasó con tus sueños?

Todos soñamos, tenemos anhelos, deseos, planes que pensamos en ejecutar pero que, por diferentes motivos, vamos dejando para más adelante. Así, pasan los días, las semanas, meses y años, de forma que ese sueño se va diluyendo hasta que con cierta nostalgia decimos: «soñaba… quería… hace tiempo que…» por tanto, ¿a que esperas? ¿Cuáles son tus sueños? ¿Están todavía en tu agenda?

ser positivo que pasó con tus sueños Seguir leyendo “¿Qué pasó con tus sueños?”

Superar dificultades

Esta semana un estudiante me comentaba la intención de cambiar sus planes de estudio por la dificultad que había encontrado en su elección. Algunas materias del plan elegido le estaba resultado difícil. Luego en una conversación con una compañera me indicaba y, con razón, que los estudiantes, a veces, ante la mínima dificultad se hunden o buscan otro camino, por tanto surge la pregunta:  ¿Estamos preparados para superar dificultades?

ser positivo superar dificultades Seguir leyendo “Superar dificultades”

Cómo disfrutar más de la vida

En ocasiones en la vida hay momentos que deseamos que pasen rápidamente. En cambio, cuando estamos a gusto, nos gustaría que ese instante no termine nunca. Es probable que nos preguntemos si el reloj camina más rápido en unas ocaciones que en otras. Sin embargo, es sólo una percepción personal que nos hace disfrutar más o menos de la vida dependiendo de cómo estemos en cada momento.

ser positivo disfrutar mas Seguir leyendo “Cómo disfrutar más de la vida”

Niños sin infancia

Dicen que cada vez los niños son más precoces. Aprenden a caminar antes, hablan antes y son estimulados porque de esa manera podrán progresar más. Sin embargo, por la ausencia de educación promovemos que los niños abandonen precozmente la infancia, obligándoles a madurar antes, por lo que le robamos uno de los momentos más importantes de su vida la infancia y su inocencia.

ser postivo niños sin infancia

Dicen los entendidos que uno de los motivos por los que los niños están perdiendo su infancia es por el uso de los medios sociales. Generalmente, las familias desconocen el uso de las redes, por lo que no pueden educar en ese aspecto. Lo mismo ocurre en el ámbito educativo, donde los profesores están desbordados ante un continente efímero que no controlan y, en el caso de hablar de estos temas, lo hacen para advertir de los peligros que supone la red.

Con todo, los chicos y chicas entran en un mundo desconocido sin miedo, porque todo el mundo está en él y pierden la infancia porque las redes sociales son muy exigentes y obligan a subir varios escalones de una vez sin posibilidad de reflexionar lo que hacen. Se lanzan a un mundo extraño en el que no hay reglas dejando de lado los juegos que hasta hacen unos días realizaban inocentemente. Cambian la muñeca por un pose seductor enseñando más de lo que se debe. Dejan la pelota para mostrar un pectoral o un abdomen logrado a base de no tomar el alimento suficiente. Y así se quedan sin infancia.

En esta sociedad nos quejamos de los niños sin infancia a causa del trabajo infantil y otros males en determinados países, pero no miramos hacia nuestra sociedad «avanzada» donde niños y niñas dejan de serlo para mostrarse en medios sociales que nadie controla porque a las veinticuatro horas ya ha desaparecido todo sin dejar rastro. Con un dispositivo que llevaban pidiendo años, se lanzan a un océano desconocido robándose la vida para mostrarse de una forma que no son ni les pertenece aún: ser adultos.

Dejemos que los niños sean niños. Pidamos a los niños que sean niños

Seguir a los famosos ¿para qué?

En mis medios sociales, casi con total seguridad, no sigo a ningún famoso. A no ser que él me siga también a mí. Entiendo estos medios como un sistema de comunicación y no de admiración por alguna persona. En esta entrada quería reflexionar sobre dos aspectos: ¿Por qué medimos a las personas por la cantidad de seguidores en sus redes? ¿Tiene sentido seguir a un conocido o «famoso»? Las dos cuestiones desde el aspecto de la positividad y felicidad.

ser positivo seguir a los famosos Seguir leyendo “Seguir a los famosos ¿para qué?”

Por qué necesitamos reconocimiento

Varias cadenas me han llegado pidiendo que se dé una información a quien las envía sobre lo que pensamos de ella. Eso confirma, una vez más la necesidad de reconocimiento y vida social que precisamos las personas. Somos seres sociales y necesitamos ser reconocidos, valorados y reconocidos por las personas que nos rodean.

ser positivo necesidad de reconocimiento Seguir leyendo “Por qué necesitamos reconocimiento”